Ciudadanos emprende el camino para atraerse al centro izquierda

La disolución de partidos locales aporta a Albert Rivera su suelo municipal

Albert Rivera, en el Parlamento catalán el 26 de noviembre.
Albert Rivera, en el Parlamento catalán el 26 de noviembre.Albert Garcia

A todos los ciudadanos que puedan situarse en el espectro de centro-izquierda, donde se concentra la mayoría, según todos los estudios demoscópicos, se dirige Ciudadanos (Cs), el partido que preside el catalán Albert Rivera. El salto a la política nacional lo dieron en las elecciones europeas del pasado mayo, con la obtención de dos escaños, para Juan Carlos Girauta y Javier Nart, y ahora emprenden la ruta hacia las elecciones generales con parada en las elecciones municipales y autonómicas del próximo mes de mayo. Tienen expectativas de obtener representación en muchos municipios, capitales de provincia y en buena parte de comunidades autónomas con la invocación al voto de centro, “a las clases trabajadoras y medias”, a las que quieren “sumar y no enfrentar”.

Con este discurso blanco, sus potenciales votantes son muchos. El centro izquierda al que aluden los dirigentes de esta fuerza política como caladero deseado les lleva a dirigirse a los votantes del PSOE, en primer término, pero también a los del PP. Tras la ruptura de conversaciones con UPyD, Albert Rivera avisó: “Vamos a formar la tercera vía en toda España”. Detrás de esa afirmación estaba el broche final a las conversaciones con el partido de Rosa Díez, el pasado mes de noviembre, y la determinación de proseguir con la expansión del partido en toda España.

El secretario de Organización de Cs, Fran Hervias, es el artífice de tejer la red nacional a la que ha incorporado, según él, “personas y no partidos”, porque estos previamente se han disuelto. Este fue uno de los inconvenientes que esgrimió UPyD para no sentirse cómodo con un partido que crece a base partidos locales. “¿Cómo se formó UCD, incluso el PSOE en los años 70 y hasta Alianza Popular?”, se pregunta Hervias. “No admitimos automáticamente a nadie; estudiamos quién es para evitar que se metan garbanzos negros”, asegura.

Hasta ahora han entrado en Cs políticos de seis formaciones regionales y provinciales y una nacional: Partido Regional de Castilla y León, Unión por Extremadura, organizaciones pequeñas de la provincia de Toledo y Cádiz y Centro Democrático Liberal, además de varias agrupaciones de electores. El resultado inicial arroja la adscripción a Cs de 300 concejales antes de presentarse a las elecciones municipales; que lo harán, así como en todas las comunidades.

El próximo mes de marzo se celebrará el gran acto de Ciudadanos con la proclamación de candidatos y el lanzamiento de los programas marco para las municipales y autonómicas. Los aspirantes a los distintos parlamentos serán elegidos en primarias como ya ha sucedido en la comunidad valenciana con Carolina Punset. En esa autonomía, y en su vecina Murcia, las encuestas señalan que Ciudadanos está a punto de entrar en sus parlamentos regionales. No dudan en Cs de que tendrán representación en la comunidad y el ayuntamiento de Madrid. El Principado de Asturias es otra región en la que han aprobado concurrir.

El objetivo es estar presente electoralmente en todas las comunidades y 500 ayuntamientos; los más poblados, entre los que se incluyen todas las capitales de provincia. En todas partes Albert Rivera será el rostro y la voz principal, aunque su equipo prevé que muy pronto los candidatos tendrán relevancia pública. ¿Quién rodea a Rivera? Son personas clave en este proyecto su jefe de Gabinete, José Manuel Villegas; el secretario general del partido, Matías Alonso; el secretario de Acción Política, Antonio Espinosa; el secretario de Organización, Fran Hervias; el subsecretario de la misma área y diputado autonómico catalán, José María Espejo, y el eurodiputado Juan Carlos Girauta. El núcleo dirigente es catalán y está en Cataluña, y desde allí empezó su expansión. “¿Es qué Cataluña no es España?”, responden cuando escuchan a sus adversarios resaltar la catalanidad de origen.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción