Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lesmes pide la marcha de la vocal que entró por Andorra con 9.500 euros

Pigem, miembro del Poder Judicial a propuesta de CiU, alega que el dinero se lo dio su madre

Lesmes pide la dimisión de la vocal que entró por Andorra con 9.500 euros

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, exigió ayer su renuncia a Mercè Pigem, vocal a propuesta de CiU en el órgano de gobierno de los jueces, que fue sorprendida intentando entrar en España desde Andorra con 9.500 euros en efectivo. La vocal viajaba en un coche con su hermana, que llevaba 10.360 euros. Lesmes convocó a Pigem por la mañana de manera urgente tras conocerse la noticia y le pidió que dejara el cargo, pero, según fuentes del Poder Judicial, todavía no había dado una respuesta a las 21.30.

El límite permitido de entrada de dinero efectivo sin declarar en España es de 10.000 euros, por lo que la vocal no lo superaba y los agentes no le abrieron expediente en la frontera. Pero sí se lo abrieron a su hermana, que excedía el tope permitido. Según publicó ayer El Periódico de Catalunya, ambas mujeres contaron a la Guardia Civil que su madre vive en Andorra y les había dado el dinero para hacer compras de Navidad en España. Pero otras fuentes aseguran que la madre vive habitualmente en Lérida.

La transparencia como marca

Los viajes privados de Carlos Dívar, pagados con fondos del Consejo General del Poder Judicial, dejaron en evidencia la opacidad de las cuentas del órgano de gobierno de los jueces. Dos años después, el Poder Judicial es hoy, probablemente, la institución española más transparente.

Desde que Carlos Lesmes sustituyó a Dívar en la presidencia del Poder Judicial, la transparencia ha sido una obsesión que se lleva a la práctica de forma rigurosa. Por eso, la noticia de que una de sus vocales intentó el pasado 15 de noviembre pasar la frontera desde Andorra con 9.500 euros en efectivo causó ayer enorme malestar en la institución.

La página web del Poder Judicial tiene desde hace meses un apartado llamado Portal de la Transparencia en el que cualquier ciudadano puede consultar no solo la agenda y la actividad del órgano, sino también la retribución de su personal, las subvenciones que otorga, los contratos de bienes y servicios que suscribe o cómo gestiona el presupuesto. En este apartado se difunden también los gastos en viajes y comidas de cada uno de los miembros del Poder Judicial, además de los gastos que genera la actividad protocolaria del órgano de gobierno de los jueces.

Lesmes lo dijo en el comunicado que difundió tras reunirse con Pigem: su conducta no supone un delito ni una infracción administrativa porque los 9.500 euros que llevaba están por debajo del límite que la ley permite introducir por la frontera sin declarar, pero su actuación no es compatible con la “ejemplaridad” que deben dar los vocales.

La vocal contó ayer a Lesmes la misma versión que había dado a la Guardia Civil, pero el presidente del Poder Judicial le pidió que renunciara a su puesto. En un comunicado difundido tras reunirse con Pigem, Lesmes señaló que, aunque la conducta de la vocal no supone la “comisión de ningún delito ni infracción administrativa”, le había pedido que se marchara por entender que el órgano de gobierno de los jueces “debe ser expresión de ejemplaridad y generar confianza en los ciudadanos”. Estos valores “podrían verse comprometidos” por la situación creada por Pigem, añadió Lesmes.

El presidente del Poder Judicial no tiene potestad para destituir a los vocales, que son nombrados por el Congreso y el Senado entre jueces y juristas de reconocido prestigio. A Pigem, abogada especializada en Derecho Matrimonial y de Familia, la nombró el Senado a propuesta de CiU.

El reglamento del Consejo contempla la posibilidad de que el pleno fuerce la salida de un vocal si lo votan tres quintas partes de sus miembros. Pero este mecanismo solo se prevé para cuando el vocal haya actuado mal en el ejercicio de sus funciones, por lo que no es aplicable en el caso de Pigem. La única opción que le quedaba ayer a Lesmes para que Pigem dejara el cargo era pedirle su renuncia.
La vocal escuchó al presidente, pero no le dio una respuesta. Se comprometió a estudiar la petición y a contestar “a la mayor brevedad posible”, pero no contactó con la cúpula del Poder Judicial durante la tarde de ayer, según fuentes de este órgano.

La vocal a propuesta de CiU es también uno de los seis miembros de la comisión permanente, el principal órgano de gobierno del Poder Judicial. Lesmes sí tiene competencia para proponer sustituir a un vocal por otro en esta comisión y, según fuentes consultadas, podría hacerlo aprovechando que a final de año hay que renovar el mandato de este órgano. El presidente puede proponer no cambiar a ninguno de sus miembros o sustituir a algunos, una opción que, según estas fuentes, podría activar si Pigem no renuncia. La votación para renovar a la comisión permanente se celebrará en el pleno previsto para el próximo 18 de diciembre.

Si Pigem renuncia al cargo en el Poder Judicial, la sustituirá como vocal el senador Antonio Álvarez Buylla, que en el acta de elección del actual Consejo figura, a propuesta del PP, como primer suplente de la abogada catalana.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información