Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda exhibe sus diferencias sobre la reforma de la Constitución

Iceta, Garzón y Monedero chocan en sus planteamientos sobre un Estado federal

Lo que se ha visto la tarde este lunes en el Círculo de Bellas Artes de Madrid es un reflejo de la fragmentación de la izquierda que, aun con un objetivo básico común -la reforma de la Constitución-, discrepa en todo lo demás. En el contenido y en la forma. Así lo han demostrado Miquel Iceta, primer secretario del PSC, Alberto Garzón, diputado y candidato a las primarias de IU, y Juan Carlos Monedero, secretario de Proceso Constituyente de Podemos, en un debate sobre federalismo organizado por la asociación Federalistas d'esquerras (FED).

Los tres políticos han defendido, con muchos matices, un cambio de la Ley Fundamental, pero han escenificado un claro enfrentamiento entre lo que IU y Podemos llaman "régimen del 78" y quienes defienden el pacto constitucional. Monedero ha mantenido que el proceso constituyente debe impulsarse "sin padres de la Constitución" y ha opinado que los partidos tradicionales no pueden plantear una solución federal al conflicto territorial en Cataluña "porque el precio que pagarían en otros lugares les invalidaría". Pero el dirigente de Podemos, que al principio del coloquio ha asegurado acudir al acto como profesor de Políticas, ha criticado la redacción de la actual Constitución "en restaurantes secretos, como hicieron Abril Martorell y Alfonso Guerra en el restaurante José Luis". También ha manifestado que el Constitucional, en su opinión, esta "deslegitimado" como tribunal imparcial. Monedero y Garzón han coincidido en varios aspectos de sus intervenciones. "Pareces de Podemos", le ha dicho el dirigente de la formación de Pablo Iglesias. "Y tú de IU", le ha contestado el diputado por Málaga.

En cualquier caso, si Monedero ha despertado con algunas afirmaciones los reproches de parte del público, el más aplaudido de la sala, en la que se encontraban asistentes socialistas como Patxi López o Carme Chacón, ha sido Iceta. Se ha declarado "hijo de la Constitución", a la que califica como "lo mejor que le ha pasado a España en 300 años" aun con una urgencia de reforma.

El líder del PSC ha ahondado en la postura de su formación. Un \federalismo asimétrico que reconozca realidades nacionales". Iceta ha hablado de "cuatro erres". El reconocimiento de Cataluña como nación, con todos los hechos diferenciales, aunque no como Estado; las reglas de un federalismo asimétrico, los recursos de solidaridad y la representación de los Gobiernos autónomos en un nuevo Senado.

El candidato a liderar IU Alberto Garzón ha criticado "el enroque o posiciones como la de Mariano Rajoy o la del PP" y ha planteado un debate sobre "federalismo o autogobierno desde la tradición política republicana". En este sentido, ha considerado que es "absolutamente necesario reconocer el derecho a decidir de las comunidades políticas existentes". Garzón defiende una consulta legal y con garantías dentro del ámbito de la Constitución como la escocesa. También ha rechazado las negociaciones de despacho y ha abogado por la apertura de un proceso constituyente en lugar del proceso "destituyente" que a su juicio han impulsado los dos principales partidos.