Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento expedienta a Greenpeace por el incidente en aguas de Canarias

La Dirección General de la Marina Mercante abre un proceso por infracción

Un grupo de activistas frente al buque 'Rowan Renaissance'. Ampliar foto
Un grupo de activistas frente al buque 'Rowan Renaissance'. AFP

La Dirección General de la Marina Mercante ha abierto un expediente por infracción contra Greenpeace por los incidentes que se produjeron el pasado sábado en aguas de Canarias, en los que resultaron heridos dos activistas de la organización ecologista, según fuentes del Ministerio de Fomento. El expediente se ha abierto después de que Fomento recibiera un informe de Defensa sobre la acción que Greenpeace lanzó desde su buque Artic Sunrise contra las prospecciones petrolíferas de Repsol.

Fomentó ordenó ayer la retención del Artic Sunrise en el puerto de Arrecife (Lanzarote) como medida cautelar hasta que Greenpeace deposite un aval de 50.000 euros, informa Txema Santana. Según el informe de Defensa, el capitán incumplió el aviso a navegantes que prohibía acercarse a menos de una milla del Rowan Renaissance, el buque que realiza las prospecciones para Repsol, y desoyó las repetidas advertencias para que se alejara de la zona. En función de la gravedad de la infracción, la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante prevé sanciones de entre 60.000 euros y tres millones e, incluso, la retirada temporal de la licencia al comandante del buque. Greenpeace ha anunciado que va a recurrir esta decisión.

Este expediente es independiente del delito de piratería del que podría ser acusada la organización ecologista si la Abogacía del Estado en Canarias, a la que también ha remitido su informe Defensa, se decide a presentar una denuncia ante los tribunales. Defensa sostiene que las tres lanchas de Greenpeace, a las que interceptaron dos embarcaciones semirrígidas del Buque de Acción Marítima (BAM) Relámpago —provocando la caída al agua de una activista que resultó herida en una pierna— intentaron el abordaje del buque de Repsol, para lo que sus tripulantes iban equipados con arneses y escalas.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha afirmado que la actuación de la Armada española contra los activistas fue "en cumplimiento de una orden" y "con proporcionalidad". "Creo que la Armada ha obrado en cumplimiento de una orden, con proporcionalidad y con la obligación que tiene de que su misión sea cumplida sin ningún tipo de dudas sobre su legitimidad", ha asegurado en Bruselas, durante un consejo de ministros de Defensa de la Unión Europea.

Morenés ha añadido que ya ha entregado "la información oportuna" con los datos de los que disponen sobre el incidente al Ministerio de Fomento y a la Abogacía del Estado de Canarias. "La Armada, cumpliendo una legítima orden del Gobierno, impidió el asalto, el abordaje a un barco en altamar", ha dicho el ministro a la prensa.

Más información