Imputación de la Infanta Cristina

El fiscal ve una tesis “artificial” de la Audiencia para juzgar a la Infanta

Horrach mantiene su defensa de que la hermana del Rey no debe sentarse en el banquillo

El fiscal del caso Urdangarin, Pedro Horrach, concluirá en días su escrito de acusación final en el que, otra vez, sostendrá la inocencia de la Infanta y, por ello, no pedirá que se siente en el banquillo de los acusados. Horrach ha hablado del caso en una entrevista en la SER para rechazar la tesis "artificial" de la Audiencia de Palma que imputa a la infanta dos delitos fiscales.

El fiscal ve que los tres magistrados han construido la imputación "de forma sorprendente, construyendo una tesis alambicada y artificial, con contradicciones técnicas e inconsistencias tributarias". El ministerio público no comparte, especialmente, la decisión de la Audiencia de Palma de otorgar "libertad de criterio" al juez del caso José Castro para que decida si Cristina de Borbón debe ser incluida como acusada de los dos delitos de fraude fiscal, es decir, que el instructor resuelva si aplica o no la llamada doctrina Botín.

"No comparto que conceda al juez de instrucción libertad de criterio, cosa inaudita en un Estado de derecho, para interpretar una norma procesal de carácter imperativo", afirmó Horrach en relación con dicha argumentación jurídica, fijada por el Tribunal Supremo en una sentencia de 2007. Los magistrados de la Audiencia aportan matices a la doctrina al señalar que la infanta está acusada como cooperadora de los delitos que cometió su marido, contra quien actúan la Fiscalía y la Abogacía del Estado.

Más información

Horrach entiende que la Audiencia de Palma carga sobre la hermana del rey Felipe VI una responsabilidad objetiva "por el mero hecho de ser socia partícipe de una entidad mercantil instrumental (Aizoon), circunstancia ésta que por sí sola, en España, nunca se ha contemplado como delito". La Infanta, para Horrach, no debería ir a juicio: "Si por mí fuese, y si fuera yo quien tuviera que tomar la decisión, por supuesto que no, pero no por una decisión arbitraria y caprichosa, sino por una estricta aplicación de la ley procesal y penal", subrayó en la entrevista del Pepa Bueno.

No quiso aventurar si la infanta será llevada a juicio. "Ni el juicio ha comenzado ni la instrucción ha finalizado, queda mucho camino por delante”, apostilló. Pedro Horrach negó presiones, sugerencias, interferencias u órdenes de la superioridad o de estamentos del Estado: “Considero en el ejercicio profesional y amparado únicamente en cuestiones jurídicas y tácticas, que no existen elementos de juicio para sentar a la infanta en el banquillo, así lo tengo que exponer, pero no se trata de un deber caprichoso, sino por imperativo legal”.

En el broche de su primera intervención con preguntas sobre un caso abierto Horrach ha reivindicado el papel del ministerio fiscal, “que ha sido el instigador de la apertura de todas las causas contra la corrupción". El fiscal del también llamado caso Nóos dijo que la Fiscalía Anticorrupción ha destapado e impulsado el 99 por ciento de los casos que se han instruido e investigan en España.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50