Rajoy viajará a Cataluña dispuesto a dialogar sobre financiación

El presidente participará en un gran acto en Barcelona el 29 de noviembre Descarta negociar sobre cualquier consulta relativa a la independencia

Rajoy, en la cumbre del G-20.
Rajoy, en la cumbre del G-20.Getty Images

Mariano Rajoy ha aceptado la petición de “diálogo permanente” que Artur Mas le hizo llegar por carta la semana pasada tras la consulta alternativa del 9 de noviembre. El presidente del Gobierno, sin embargo, ha optado por limitar este diálogo a asuntos relacionados con la gobernabilidad del día a día de Cataluña, como la financiación, y en ningún caso prevé abrir una negociación sobre el “referéndum definitivo” sobre la independencia que pide Artur Mas. Sí recuerda que está dispuesto a estudiar una reforma de la Constitución que se plantee por la vía ordinaria, la impulse el PSOE o el Parlamento catalán. Así consta, según fuentes próximas al Gobierno, en la respuesta escrita que Rajoy envió ayer al presidente de la Generalitat.

CDC insiste en la necesidad de hacer un “referéndum definitivo”

La carta sigue la línea de lo que Rajoy apuntó en su comparecencia del pasado miércoles y en su anuncio del domingo desde Australia y busca transmitir la idea de que hay margen para el diálogo que reclaman muchos sectores sociales y económicos tanto dentro como fuera de Cataluña. El presidente del Gobierno, sin embargo, no se mueve respecto a la principal petición de la Generalitat. Mas, en su carta de la semana pasada, le pedía que buscara la fórmula legal para que los catalanes pudieran votar sobre qué relación quieren tener con el resto de España. El presidente del Gobierno considera inasumible esta petición porque, como ha expresado públicamente en varias ocasiones “ni puede ni quiere” abordar la posible secesión de Cataluña. O sea, que no está dispuesto a hablar de nada que, según su punto de vista, pueda vulnerar la legalidad vigente o que suponga la ruptura de la soberanía española.

Fuentes del Gobierno consideran que el margen para hablar con la Generalitat es aún amplio y que puede basarse en las 23 propuestas que Artur Mas trasladó a Rajoy el pasado julio, y que van desde una nueva financiación autonómica —que la carta no cita expresamente— hasta traspasos o inversiones concretas que están pendientes desde hace años. Las mismas fuentes remarcan que la reforma constitucional puede ser una opción, pero que deben dotarla de contenida quienes la propugnan, y no el Gobierno.

Rajoy detallará su respuesta a la consulta del 9-N el próximo sábado 29 de noviembre durante una visita a Barcelona. El presidente del Gobierno pretende escenificar el cambio de estrategia sobre la cuestión catalana, que busca seducir a los catalanes sobre las ventajas de renunciar a la independencia. La agenda de Rajoy en Cataluña aún no está cerrada, pero incluirá seguro un acto sobre gobernanza municipal con alcaldes del PP en Cataluña.

Peridis

La Generalitat prevé analizar hoy la respuesta de Rajoy en la reunión semanal de Artur Mas con sus consejeros. Convergència Democràtica de Catalunya ya avanzó ayer que espera muy poco de la nueva estrategia de Rajoy. Tras conocerse el anuncio de viaje de Rajoy, la portavoz de CDC, Mercè Conesa, avisó de que lo único que esperan de su visita a Cataluña es que permita el “referéndum definitivo” para que los catalanes puedan decidir su futuro. En rueda de prensa, le reprochó “que haya tardado tanto” en decidirse a visitar Cataluña y, al preguntarle si sería bueno un encuentro con el presidente de la Generalitat, Conesa respondió que cualquier reunión siempre es positiva.

Convergència, sin embargo, está más centrada en las posibles fórmulas para alargar la legislatura catalana, que consisten básicamente en llegar a acuerdos puntuales con el Partit dels Socialistes. El coordinador de los nacionalistas catalanes, Josep Rull, descartó ayer un pacto estable con el PSC para agotar la legislatura hasta 2016, sin embargo, el partido sí intentará pactar los Presupuestos del año que viene con la formación que lidera Miquel Iceta.

Según Conesa, Rull ha aclarado con sus palabras que “nada hará desviar” a CDC de su camino hacia la consulta definitiva, lo que no evita que puedan dialogar con otras fuerzas políticas con las que tengan puntos en común para sacar adelante los acuerdos que sean necesarios, como los presupuestos.

Los socialistas catalanes están a la expectativa, sin cerrarse puertas. Iceta reafirmó ayer su apuesta por alcanzar acuerdos, pero admitió que es difícil porque no considera factible que Mas cambie de planes a estas alturas de legislatura.

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS