Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rechazan apartar a los jueces que decidirán si la Infanta va a juicio

Manos Limpias alegó una supuesta falta de imparcialidad de dos magistrados en el pasado

La Infanta Cristina junto a su marido.
La Infanta Cristina junto a su marido. EFE

Revés al sindicato Manos Limpias y vía libre, de nuevo, para fijar, sin más dilación, a quienes se sentarán en el banquillo de los acusados en el juicio del caso Urdangarin. Una sala especial del Tribunal Superior ha negado que hayan perdido su imparcialidad los jueces que han de analizar si la hermana del rey Felipe VI seguirá imputada. La sala opina que no se han formado una opinión previa de enjuiciamiento. La Audiencia había previsto decidir antes del 23 de octubre.

En su resolución, de 13 folios, se indica que los señalados no se han pronunciado sobre la culpabilidad o inculpabilidad de la imputada y no han conocido del asunto en una instancia anterior. Tampoco han opinado sobre los hechos ni sobre las mismas figuras penales. Decidir sobre el rol de la Infanta en este momento no es un juicio adelantado ni una toma de postura previa. No hay posicionamientos preconcebidos, según el resumen del escrito del rechazo de la recusación.

Manos Limpias, que ejerce la acusación popular con el objetivo central de que se juzgue a la infanta Cristina, ha bloqueado durante un mes la causa al recusar a dos de los tres magistrados de la Audiencia de Palma que han de resolver sobre la esposa de Iñaki Urdangarin y el resto de partes. Los acusadores objetaron tan solo a dos de los tres jueces, los dos que votaron con anterioridad contra los indicios de responsabilidad de Cristina de Borbón.

Ahora, en un breve plazo, la sala prevista deliberará y anunciará sus respuestas a los 13 recursos contra el auto de cierre de la instrucción, José Castro, que ve a la hermana del Rey Felipe VI sospechosa de los delitos de fraudes fiscal y blanqueo de capitales. El presidente de la sala de la Audiencia y ponente, Diego Gómez-Reino, y la magistrada Mónica de la Serna objeto de la recusación fallida retoman su competencia junto al tercer juez del tribunal, Juan Jiménez Vidal, quien fue el único de los tres que apoyó, en su día la imputación de la hermana del Rey. Manos Limpias es la única parte personada en el también llamado caso Nóos que mantiene la acusación contra la esposa de Iñaki Urdangarin, por blanqueo y fraude fiscal.

Más información