Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda investiga sólo el 17% del gasto en tarjetas de Caja Madrid

La Agencia Tributaria comunica a 46 de los 86 consejeros que abre una inspección a sus pagos entre 2010 y 2012

La Agencia Tributaria ha remitido cartas a todos los consejeros y directivos de Caja Madrid y Bankia entre 2010 y 2012, ejercicios no prescritos fiscalmente, que cobraron dietas y disfrutaron de tarjetas opacas con las que hacían gastos particulares por grandes cantidades.

De los 86 consejeros y directivos de ambas entidades financieras que gastaron 15,5 millones de euros con las tarjetas opacas entre 1999 y 2012 hay sólo 46 incluidos en la inspección abierta por la Agencia Tributaria que gastaron en el periodo investigado (de 2010 a 2012) algo más de 2,6 millones de euros, apenas un 17% del total.

“Por orden del inspector jefe y al objeto de verificar el cumplimiento de sus obligaciones y deberes tributarios, por los conceptos y periodos que a continuación se detallan, le comunico el inicio de actuaciones inspectoras de comprobación e investigación en los términos previstos en los artículos 141 y 145 de la Ley General Tributaria”, señala la carta remitida a los consejeros. La Ley General Tributaria establece que el procedimiento de inspección abierto a estos consejeros “tendrá por objeto comprobar e investigar el adecuado cumplimiento de las obligaciones tributarias, y en el mismo se procederá, en su caso, a la regularización de la situación tributaria del obligado mediante la práctica de una o varias liquidaciones”.

Hacienda solicita a los consejeros que aporten la documentación sobre “las rentas percibidas de Caja Madrid, Bankia y Fundación Caja Madrid y el pago de IRPF en los ejercicios 2010, 2011 y 2012, así como justificación de dietas y otras retribuciones y el contrato que ampare su relación mercantil, financiera y comercial” con ambas entidades.

Hacienda deberá resolver tras la inspección abierta a los 46 consejeros si lo que gastaron en esos tres años con la tarjeta Visa Plata o Visa Oro que les facilitó Caja Madrid y Bankia eran sobresueldos por los que tenían que tributar IRPF y no lo hicieron, o eran gastos de representación que las entidades financieras se podían deducir al pagar el Impuesto de Sociedades. El periodo analizado (2010-2012) permitirá a Miguel Blesa, ex presidente de Caja Madrid, uno de los que más dinero gastó con las tarjetas opacas (423.068 euros), eludir la mayoría de las responsabilidades fiscales por ese concepto pues dejó el cargo a principios de 2010 y ese año, según el detalle de sus gastos, apenas consumió 19.000 euros.

La Ley Tributaria establece que prescribirá a los cuatro años “el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación”.

El conocimiento de ese gasto ha desencadenado la apertura de una causa judicial en la Audiencia Nacional por supuesta apropiación indebida. El juez Fernando Andreu ha citado para mañana como imputados a los que fueron presidentes de Caja Madrid y Bankia, Miguel Blesa y Rodrigo Rato, y a quien ejerció de director general con ambos, Ildefonso Sánchez Barcoj.

El magistrado espera un informe de los peritos del Banco de España para resolver si imputa a los otros 85 miembros de los consejos de administración y las cúpulas directivas de ambas entidades que disfrutaron de las tarjetas opacas para realizar en la mayoría de los casos gastos sin vinculación aparente con la actividad que desempeñaban.

Once exconsejeros de Caja Madrid siguieron usando su tarjeta meses después de su cese. El importe supuestamente malversado por estos exconsejeros asciende a 56.793 euros. Entre los 11 exconsejeros de Caja Madrid bajo sospecha se encuentran representantes de PP, PSOE, CC OO y UGT. El consejero que más gastó tras su despido fue Francisco Moure Boiro, que mantuvo cinco meses activa su tarjeta negra con unos pagos de 16.989 euros.

Más información