Polémica Esperanza Aguirre y Pablo Iglesias

Aguirre rechaza indemnizar a Iglesias por vincularle al entorno de ETA

La presidenta del PP de Madrid acusa a Podemos de querer "amedrentar" con querellas El acto de conciliación se aplaza al faltar documentación para celebrarlo

El acto de conciliación no ha podido celebrarse, pero la cita en el juzgado entre la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha servido para ahondar en las acusaciones. La dirigente popular ha asegurado este martes que la formación que logró cinco eurodiputados en las elecciones del 25 de mayo no busca un acuerdo y que rechaza indemnizar a Iglesias con 100.000 euros a raíz de una querella interpuesta contra ella por vincularle al entorno de ETA y acusarle de recibir dinero del Gobierno de Venezuela.

En declaraciones a su llegada al juzgado, Aguirre ha recalcado que no está dispuesta a ceder. Podemos anunció en julio la interposición de acciones para exigir una rectificación pública antes de proceder por la vía penal. Iglesias rechaza las afirmaciones de Aguirre, que le acusó de “estar con el castrismo, con el chavismo y con ETA”. El fundador de Podemos ve “infamia” en esas palabras y llevó a la dirigente popular a los tribunales. El acto de conciliación se ha aplazado finalmente porque a las 10.57 aún faltaba un poder notarial de Podemos para celebrarlo. Juan Carlos Monedero, miembro del equipo fundacional de la formación, ha acusado a Aguirre de aprovechar esta circunstancia para retrasar el acto de conciliación. En caso de desacuerdo entre las partes, una vez se celebre el acto ahora aplazado, la querella presentada seguiría su curso.

Antes de entrar en el juzgado, Aguirre ha augurado que Iglesias no comparecería a la cita de conciliación -paso previo al proceso judicial en el que estará representado por otros responsables de Pode- y ha mostrado copias en gran tamaño de las noticias de varios periódicos sobre las que se basaban sus afirmaciones del pasado julio.

Más información

Por parte de Podemos han acudido a los juzgados una abogada y el profesor y uno de los promotores de la formación, Juan Carlos Monedero. Este ha acusado a la presidenta del PP de Madrid de recurrir a una "argucia legal" para que finalmente se suspendiera el acto por falta de una documentación, informa Efe.  Aguirre ha sostenido que, si Podemos pide 100.000 euros, ella va a reclamar 500.000 a Pablo Iglesias por haberla acusado de "corrupta" y destinaría ese dinero a la orden religiosa que está luchando contra el Ébola en África.

Aguirre ha ironizado con que en la querella no figura que Iglesias apoya el castrismo, algo que también dijo, y ha considerado que lo que quiere Pablo Iglesias es "amedrentar" a los adversarios políticos "que discrepen de él".

En su cuenta de Twitter, la dirigente del PP ha defendido que en las declaraciones objeto de la querella de Podemos se limitó a reproducir titulares de medios de comunicación sobre los ingresos en Venezuela de una fundación relacionada con Podemos o las referencias a Iglesias en documentación incautada a organizaciones de apoyo a presos de ETA.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50