Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE echa por burofax a 10 militantes consejeros de Caja Madrid

La lista era de 20, pero algunos, como José Acosta, están fuera por impago de cuota

La dirección federal del PSOE comunicó a las cero horas por burofax a 10 militantes, que eran consejeros de Caja Madrid y Bankia, su expulsión provisional del partido. El uso de las tarjetas no se justifica desde ninguna perspectiva ni corresponde a la práctica habitual en empresas públicas ni en privadas, señalan en el PSOE. Además, el impago a Hacienda es la causa fundamental para darles de baja como militantes. “Vistas sus alegaciones, concurren las circunstancias que justifican la adopción de medidas disciplinarias”; en concreto “la expulsión provisional”.

No se encuentran en las explicaciones dadas argumentos que justifiquen la tenencia de tarjetas opacas de las que no existe relación contractual; no hay vinculación entre el uso dado a la tarjeta y la actividad propia de la entidad financiera; además, no se han pagado impuestos por lo gastado. Así concluye la instrucción de Susana Sumelzo, secretaria de Administraciones Públicas del PSOE, aunque la decisión de expulsar del partido a los que hicieron uso de las tarjetas opacas ha sido del secretario de Organización, César Luena. Seguía la instrucción del secretario general, Pedro Sánchez, de ser implacables con este asunto.

Entre los 10 expulsados provisionalmente está Virgilio Zapatero, vicepresidente de Bankia y exministro con el Gobierno de Felipe González, muy querido y respetado en el PSOE. Hace dos años y medio este catedrático de Filosofía del Derecho, devolvió 27.000 euros que, según sus cuentas, era lo gastado, al sentir inquietud por no haber un mecanismo de declaración a Hacienda. Las cuentas de la entidad indican que gastó 8.000 euros más que está dispuesto a devolver al igual que renunció a una indemnización de 250.000 euros que legalmente podría haber cobrado. Los otros expulsados son Ángel Gómez del Pulgar, Joaquín García Pontes, Miguel Muñiz de las Cuevas, Gonzalo Martín Pascual, Enedina Álvarez, Ignacio Varela, Miguel Ángel Abelón, José María de la Riva y José María Arteta.

A estos se les pidió desde el partido que aclararan lo siguiente: concepto en el que se concedió la tarjeta y finalidad de la misma; explicación de los gastos realizados y si estaban relacionados con actividades de representación o derivados de actividad vinculada a la entidad o puesto desempeñado en la misma. Y tratamiento fiscal de las tarjetas y de los gastos efectuados con las mismas, especialmente la inclusión o no en la declaración de la renta o de cualquier otra declaración tributaria.

Se les pidió que aclararan el concepto en el que se concedió la tarjeta y su finalidad; los gastos realizados y si estaban relacionados con actividades de representación

Las fuentes consultadas aseguran que en las alegaciones no se ha dado satisfacción a estas preguntas ni se ha presentado documentación que pudiera justificar estos gastos. “Por lo que no cabe otra medida que la expulsión”, señalan los mismos interlocutores. Se dieron de baja antes de que les expulsaran José Ricardo Martínez, secretario general de UGT de Madrid. Juan José Azcona, Javier Sánchez, Antonio Romero, Ramón Espinar y Francisco José Pérez. Todos ellos de larga trayectoria política.

La lista empezó por 20, pero ha acabado en 10. Además de los citados, otros cuatro ya no figuraban en el censo de militantes del PSOE cuando se abrió el expediente disciplinario. Este fue el caso de Jorge Gómez, José Caballero y Félix Manuel Sancho. José Acosta, que fue presidente de los socialistas madrileños y diputado durante muchos años fue dado de baja automáticamente por el PSOE por impago de la cuota de militante.

Muchos de estos expulsados han sido muy relevantes en el Partido Socialista Madrileño aunque no son conocidos para los dirigentes del nuevo PSOE que lidera Pedro Sánchez. Él dio la orden de que no hubiera la menor contemplación.

Más información