Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La enfermera produce anticuerpos y “responde por sí misma a la infección”

La carga viral ha descendido y el equipo médico está esperanzado, aunque con cautela porque sigue estando "grave"

El equipo médico que atiende a Teresa Romero, la auxiliar de enfermería contagiada de ébola, está esperanzado con la evolución de la enfermedad, dentro de la cautela que exige luchar contra un virus que califican de imprevisible. Así lo manifestó ayer a este diario Luis Enjuanes, virólogo del CSIC y uno de los miembros del comité científico sobre el ébola nombrado por el Gobierno. La carga viral en su organismo ha descendido —“ha dado un bajón impresionante”, en palabras de Enjuanes— y ha empezado a producir anticuerpos por sí misma. “Su sistema inmunitario se ha puesto en marcha”, explica el experto, que añade: “La paciente responde por sí misma a la infección”.

La evolución de la paciente también muestra signos positivos en lo que respecta a la afectación a los órganos vitales. Según explica Enjuanes, que ayer participó con el resto de expertos en la reunión diaria del comité, los riñones funcionan correctamente, el hígado “ha mejorado” y de momento se controlan los problemas pulmonares. La auxiliar padece “distrés respiratorio” producido por una inflamación de los pulmones. Esto provoca que la cantidad de oxígeno en sangre disminuya, por lo que hay que aportar oxígeno extra para compensar. Romero no ha sido intubada en ningún momento. Se le administra oxígeno mediante una mascarilla.

Sobre el estado anímico de la auxiliar, Enjuanes ha precisado que “nunca ha perdido la consciencia” y que “se ha estado comunicando bien” con los profesionales que la tratan. Este experto explica que es muy importante que la carga viral haya bajado porque eso permite disminuir el riesgo de contaminación de los sanitarios que la atienden.

“La paciente se mantiene muy grave, como en los últimos días”, aseguró por su parte Fernando Rodríguez Artalejo, miembro del comité científico nombrado por el Gobierno y que ayer ejerció de portavoz durante una rueda de prensa celebrada en La Moncloa, que apenas duró 12 minutos y en la que solo se permitió a tres periodistas formular preguntas. El experto aseguró que las próximas horas “son críticas”, pero precisó que todas lo serán mientras ella siga en estado grave. “La buena noticia es que cada día que siga luchando contra esta enfermedad estará en mejores condiciones de haber desarrollado una respuesta inmunológica eficaz que le permita salir adelante”, añadió.

Enjuanes confirmó a EL PAÍS que hasta el momento han sido tres los tratamientos que se le han facilitado a Romero y que, si finalmente sale adelante, no se sabrá cuál de ellos ha contribuido a la mejoría, puesto que no hay estudios que demuestren su eficacia. Se trata de plasma de una persona que ha superado la enfermedad, la religiosa Paciencia Melgar, un antiviral y un cóctel de anticuerpos monoclonales llamado ZMab. Sin embargo, asegura que el equipo médico, basándose en el momento de la administración y la respuesta obtenida, cree que es el antiviral llamado favipiravir el que más ha contribuido a que la paciente produzca los anticuerpos.

Más información