Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU pide utilizar Canarias como puente hacia las zonas con ébola

Solicita el uso del Aeropuerto de Gran Canaria para el tránsito del personal humanitario

El Gobierno duda si autorizar el uso del aeródromo y asumir “más riesgos”

Las Palmas de Gran Canaria
Niños liberianos leen un folleto para protegerse del ébola, en Monrovia. Ampliar foto
Niños liberianos leen un folleto para protegerse del ébola, en Monrovia. AP

La ONU tramitó ante el Gobierno de España, a principios de septiembre, una solicitud para usar el aeropuerto de Gran Canaria como sede del servicio aéreo de Naciones Unidas (UNHAS, por sus siglas en inglés). El objetivo era utilizar esas instalaciones para establecer un puente aéreo con las capitales de los países más afectados por la enfermedad del ébola: Sierra Leona, Guinea y Liberia. Inicialmente las negociaciones, con “conversaciones a diario”, fueron con el Ministerio de Asuntos Exteriores, según Pablo Yuste, jefe de la base del Programa Mundial de Alimentos ubicada en el puerto de la Luz y Las Palmas. Sin embargo, hace unos días las asumió el comité especial del ébola creado por el Ejecutivo español y, según ha podido saber EL PAÍS, el Ejecutivo duda si autorizar el uso del aeropuerto y en consecuencia “asumir más riesgos”.

El UNHAS opera en diferentes emergencias humanitarias en África, como en Sudán o Somalia, y, desde el día después de que la Organización Mundial de la Salud declarase la emergencia sanitaria, opera también en los países afectados por el virus del ébola en África Occidental. En estos momentos tiene en Dakar (Senegal) su origen y destino para conectar con Guinea, Liberia y Sierra Leona. El avión es desinfectado en origen y en destino y para subirse en él hay que tener un certificado médico que acredite óptimas condiciones de salud, además de controlar la temperatura de todos sus pasajeros en origen y destino. Se utiliza para trasladar al personal de todas las agencias internacionales y también a miembros de las organizaciones no gubernamentales que están trabajando en el terreno.

Dado que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) tiene una base en el puerto de La Luz y Las Palmas (el puerto de Las Palmas de Gran Canaria), desde la que envía a los tres países alimentos, almacenes móviles y otras necesidades por vía marítima, la ONU tramitó ante el Ejecutivo español la posibilidad de utilizar también el aeropuerto de Gran Canaria, su parte civil o militar, para las operaciones del UNHAS. Adyacente a la base del PMA en Las Palmas de Gran Canaria también se encuentra uno de los centros de referencia de Cruz Roja Internacional, que ha realizado así mismo envíos a la zona afectada desde el puerto de la Luz y Las Palmas, que busca ser una referencia en asistencia logística y humanitaria para emergencias en el continente africano. Pablo Yuste, al frente de la base del PMA en Gran Canaria, asegura que “no hay mejor momento que este para sustanciar esa oportunidad”.

La semana pasada un vuelo con una pasajera noruega con ébola hizo escala en Gran Canaria, después de que Portugal y Marruecos se negasen a acoger esa escala. El avión en ningún momento abrió de sus compartimentos, solo repostó para seguir con destino al país nórdico.

El Gobierno de Canarias, debido a la proximidad con África, ha intensificado su agenda de formación de sanitarios y otros profesionales, desde gestores de residuos a trabajadores de funerarias, por si se diera algún caso de ébola en las Islas, que mantienen un intenso tráfico marítimo y tráfico aéreo con diferentes países de África Occidental. El Ejecutivo canario ha realizado cuatro simulacros en centros sanitarios y tiene previstos seis más. La formación ha llegado a más de 1.000 profesionales sanitarios, según la Consejería de Sanidad.

Más información