Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gira latinoamericana de Podemos

Dos de los principales dirigentes, Iglesias y Errejón, visitan Bolivia, Ecuador y Uruguay

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón con españoles en Quito. Ampliar foto
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón con españoles en Quito.

Podemos está de gira. Tres dirigentes de la organización, Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Pablo Bustinduy, se encuentran en América del Sur. Después de haber visitado Bolivia y antes de ir a Uruguay, desde este lunes participan en el Encuentro Latinoamericano Progresista (ELAP), que reúne en Ecuador a 35 organizaciones políticas de izquierda de cerca de 20 países de América Latina y Europa. Entre los objetivos de la convención organizada por el movimiento PAÍS, en el poder desde 2007 están estudiar el avance de la derecha en la región y definir una "estrategia transnacional de defensa de los procesos progresistas". Se espera la presencia de Diosdado Cabello, número dos del chavismo y vicepresidente del PSUV, el partido que gobierna en Venezuela, y de los exmandatarios Martín Torrijos (Panamá) y Manuel Zelaya (Honduras).

"Vengo a aprender que las cosas se pueden hacer otra manera", ha afirmado Iglesias en una entrevista con El Ciudadano, un medio de comunicación del Gobierno de Rafael Correa (2007-2017). Después de criticar las "escandalosas" tasas de desempleo y políticas de ajuste de España, el eurodiputado y líder de la formación ha alabado las acciones emprendidas por la llamada "revolución ciudadana". "Los últimos años, que son por lo que yo he estudiado el periodo de estabilidad más importante de la historia del Ecuador, son un ejemplo para cualquier demócrata que, desde el sentido común, diga: 'Bueno, a lo mejor hay algunas cosas, algunos estilos que podemos llevar a nuestro país'. Desde la diferencia, porque está claro que España no es Ecuador, habrá cosas que podemos aprender para hacer las cosas mejor para los ciudadanos", ha afirmado Iglesias.

El líder de Podemos cargó contra el PSOE durante la entrevista. Del expresidente Felipe González dijo que se ha "transformado en un hombre de negocios", un "mayordomo de los ricos" que está "al servicio de las oligarquías". También criticó a Pedro Sánchez, líder de los socialistas: "Es muy gracioso que, en las últimas semanas, el Partido Socialista se ha inventado un nuevo secretario general, que es joven y al que le han quitado la corbata. Sale con la camisa remangada y le gusta hacer actos en los que se supone que hay participación popular. Es decir, todas las cosas que se supone que nosotros hacíamos y que por eso nos acusaban de populismo, de repente ellos tratan de hacerlas... Es algo enormemente cómico ver a un político profesional tratando de parecer una persona normal".

Entrevista de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón para El Ciudadano, de la Presidencia de Ecuador.

Los dirigentes de Podemos se han reunido en Quito con un grupo de españoles que ha emigrado a este país y que se presenta públicamente como el "círculo de Podemos en Ecuador". En su cuenta en Twitter, Errejón los ha descrito como "exiliados por las políticas de la casta". Correa también utiliza un término partidocracia— para referirse a los "partidos tradicionales", a "los políticos de siempre", a la derecha y a casi cualquier agrupación que considere que le hace oposición...

Iglesias participará, la tarde de este lunes, en la mesa de trabajo llamada La lucha contra el capital financiero, voluntad política y ciudadanos movilizados. Estará moderada por Carlos Marx Carrasco, ministro de Relaciones Laborales de Ecuador, y en ella intervendrán la socióloga chilena Marta Harnecker, el político griego Giannis Dragasakis y el ecuatoriano René Ramírez, el secretario de Educación Superior Ciencia y Tecnología e Innovación. El eurodiputado también tiene previsto reunirse con Correa, como ya hizo con el presidente de Bolivia, Evo Morales, y como hará en Uruguay con José Mujica.

El ELAP coincide con el cuarto aniversario del 30-S, la revuelta policial que, el 30 de septiembre de 2010, derivó en un enfrentamiento, en el que hubo cerca de una decena de muertos. Correa permaneció en el interior de un hospital de Quito durante más de nueve horas, un suceso que el Gobierno ha calificado como un intento de golpe de Estado.