Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas eclipsa la declaración de Pujol con la convocatoria de la consulta

El presidente catalán firmará el decreto este sábado; el Gobierno ultima su impugnación

Artur Mas inaugura la feria agrícola de Sant Miquel, en Lleida. Ampliar foto
Artur Mas inaugura la feria agrícola de Sant Miquel, en Lleida.

Artur Mas comenzó a descubrir este jueves sus cartas sobre la convocatoria de la consulta del 9 de noviembre. El presidente de la Generalitat firmará mañana el decreto para convocar el referéndum sobre la independencia de Cataluña, después de una semana maniobrando para darle la máxima solemnidad al acto. Haciendo coincidir la firma con el fin de semana, Mas no solo conseguirá retrasar la impugnación de la consulta durante unas horas o días extra, sino que también limitará los efectos de la comparecencia de Jordi Pujol, hoy, en el Parlamento catalán para aclarar su confesión de fraude fiscal.

Mas lo tenía todo a punto para firmar el decreto de convocatoria el pasado viernes, pero lo demoró, oficialmente por cuestiones burocráticas. Fuentes de la Generalitat aseguran que antes de fijar la fecha definitiva para la firma mañana, el Gobierno de CiU barajó otros dos días de esta semana. Mas no quería plasmar su rúbrica mientras durara el pleno ordinario del Tribunal Constitucional —entre el martes y el jueves— para evitar el riesgo de una impugnación en tiempo récord. Además, los partidos que apoyan la consulta, especialmente ERC, ICV y la CUP, no querían que la firma coincidiera en con la declaración de Jordi Pujol de hoy. Mas ha acabado por encajar ambos condicionantes planificando para mañana la convocatoria del referéndum. La consulta no esconderá completamente la comparecencia de Pujol, pero sí que minimizará sus efectos, pues a la mañana siguiente de la comparecencia del expresident ya estará convocada.

La Generalitat tiene todo a punto para darle la máxima solemnidad al acto. Su intención es presentar a Artur Mas como un líder que ha cumplido su gran promesa de esta legislatura: la convocatoria de una consulta sobre la independencia. Al margen de la impugnación en el Tribunal Constitucional, CiU podrá presumir de “firmeza” ante su electorado, tal y como ya hizo este jueves Mas durante un acto oficial.

En una visita a Golmés (Lleida), el presidente catalán se dio un pequeño baño de masas con vecinos que le animaron a seguir hasta el final, informa Lluís Visa. Mas les agradeció el gesto, prometiendo liderar el proceso independentista “con coraje, sin miedo, con valentía y sin dar un paso atrás”. Incluso apeló al ejemplo de personajes bíblicos. “David venció a Goliat no por ser más fuerte, sino por ser más hábil y astuto”, dijo, recordando que el Gobierno es el “adversario más poderoso”.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, reaccionó al anuncio de Mas asegurando que el Ejecutivo responderá con “agilidad y celeridad”. No desveló si el Consejo de Ministros extraordinario en el que se aprobará el recurso será el domingo o el lunes. Rajoy estará volando cuando Mas firme el decreto y llegará el sábado a Madrid de su viaje oficial a China, y el Gobierno tiene prevista una comparecencia tras el Consejo extraordinario.

La número dos del Ejecutivo, presidenta del Gobierno en funciones, mantuvo una larga reunión con sus colaboradores en el Congreso y pidió a Artur Mas que no firme el decreto. En todo caso, aseguró que “en cuanto publique el decreto, la maquinaria del Estado se pone en marcha en defensa de la democracia, de los españoles y de las reglas del juego.

Allá el presidente de la Generalitat cuando quiera poner en marcha las cosas. El Gobierno le contestará con los mecanismos de la Constitución y de las leyes

Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno

Una vez que se apruebe ese recurso, deberá ser presentado ante el Tribunal Constitucional, lo que no puede hacerse hasta que el lunes abra el registro de la institución. Luego el tribunal lo admitirá a trámite y ordenará la suspensión automática. “El presidente del Gobierno ha dejado todo previsto. Vuelve el sábado. Allá el presidente de la Generalitat cuando quiera poner en marcha las cosas. El Gobierno le contestará con los mecanismos de la Constitución y de las leyes”, declaró la vicepresidenta. El Ejecutivo tiene prevista una comparecencia pública en La Moncloa tras la aprobación del recurso para fijar sus líneas generales.

Todo esto ocurrirá después de que Mas comparezca el sábado, a las diez de la mañana, para anunciar la convocatoria de la consulta. El domingo comenzará una campaña institucional para promoverla, que tendrá que interrumpirse cuando se impugne la votación. Con todo, Convergència aseguró que los preparativos para la votación seguirán, con la esperanza de que el alto tribunal levante la suspensión del decreto justo antes del 9-N.

Esquerra Republicana volvió a dudar este jueves de la verdadera determinación de CiU para seguir adelante una vez que el Constitucional suspenda la consulta: “Si alguien se cree que se puede conseguir la independencia de Cataluña sin pasar por encima del Tribunal Constitucional, es que en realidad no la desea”.