La patronal catalana exige diálogo para resolver el conflicto catalán

Gay de Montellà pide un gran pacto institucional para resolver las diferencias

Artur Mas y Joaquim Gay de Montellà, en una imagen de archivo.
Artur Mas y Joaquim Gay de Montellà, en una imagen de archivo.europa press

"La desafección entre Cataluña y España es una cuestión política que debe resolverse desde la política y los empresarios lo que pedimos es que se dialogue, se negocie y se pacte. No avanzáremos en las reformas, en la recuperación económica, en el modelo productivo, mientras la seria inestabilidad política y social entre Cataluña y España mantenga la temperatura tan alta como la que vivimos estos días. Los empresarios tenemos la misión de crear riqueza y generar ocupación y solo pedimos un cierto clima de estabilidad y seguridad. Con la tensión actual todos perdemos, España y Cataluña. Las empresas multinacionales podrían cuestionarse sus proyectos de futuro en nuestro país". Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball, la patronal catalana, ha sido así de contundente en un desayuno celebrado este martes en Madrid.

Más información
Junqueras pide a Mas entrar en el Gobierno para blindar la consulta
La patronal catalana pide a Mas que deje la consulta y negocie el concierto
Mas prevé un adelanto electoral si no puede hacer la consulta "con garantías"

Gay de Montellà ha centrado una parte de su discurso en la cuestión catalana, casi obligado solo cuatro días después de la celebración de la Diada y con el conflicto de la consulta sobre la independencia en una olla a presión. Y, poniendo de ejemplo de integración a Prim, ha pedido que a pesar de las diferencias lógicas de los territorios, "nos tratemos con respeto, solidaridad y lealtad". "Solo así podremos superar la creciente tensión en el encaje de Cataluña en España que vivimos en los últimos años. Debemos imponernos la obligación de actuar con generosidad y lealtad".

El acto ha sido presentado por Ramón Tamames, que ha criticado a los gobernantes de no haber sabido coordinar las políticas de integración y convivencia a las que se ha referido después el ponente. Al acto han asistido diputados de Unió, como Josep Sánchez Llibre, pero ha llamado la atención la ausencia de Convergencia. También ha estado la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, y Esperanza Aguirre, así como varios representantes de empresas catalanas y de las patronales.

Gay de Montellà ha proseguido con su discurso político: "Nos equivocaríamos si pensáramos que es una simple coyuntura la controversia política sobre el encaje de Cataluña en España. Lo que hoy mueve ciertas mayorías sociales responde a un desasosiego de fondo que subyace en la vida política de España desde hace muchos años y que no se va a resolver con triunfos políticos tácticos de muy corto plazo. Más allá de siglas de partidos o de transacciones momentáneas entre instituciones, subyace un estado de ánimo social que reclama nuevos pactos que acomoden sensibilidades persistentes a este proyecto común tan esperanzador y con tanto futuro como es para nosotros España".

Ante eso, Gay propuso en gran pacto institucional que resuelva la controversia social y política y ayude a "superar la decepción que supuso la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el estatuto (de Cataluña)". A su juicio, la desafección creciente viene en gran parte del desconocimiento explícito del Estado a su propia diversidad y es uno de los errores cometidos en el proceso constituyente de hace cerca de 40 años y que hoy se puede subsanar. "Cataluña es una nación porque secularmente ha sido un colectivo humano cohesionado alrededor de una lengua, una cultura y un derecho civil propio y porque siente la necesidad de verse reconocido como tal en la garantía de respeto y a la protección de sí singularidad", ha remachado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la consulta, ha recordado que los empresarios catalanes se habían manifestado "de acuerdo con el derecho a decidir dentro del marco legal". Y ha subrayado que los empresarios catalanes son partidarios de la negociación, el diálogo, el consenso y el pacto.

El presidente de la patronal catalana, además, reclamó un pacto fiscal en el que se debería tener en cuenta la cesión de la plena gestión tributaria. También ha pedido que se completen las reformas estructurales sobre todo en educación, formación, innovación y reforma energética.

Sobre la firma

Miguel Á. Noceda

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS