Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulada una banda que vendía coches con el cuentakilómetros trucado

Tres detenidos y 12 imputados en Alicante por asociación ilícita, falsificación y estafa

Parte de los 151 coches precintados por la Guardia Civil.
Parte de los 151 coches precintados por la Guardia Civil.

Ancianos y extranjeros eran los "clientes" preferidos de una banda criminal que vendía coches manipulados en dos concesionarios de Torrevieja (Alicante). La Guardia Civil ha detenido a tres personas y ha imputado a otras 12 que presuntamente trucaban los cuentakilómetros de los vehículos y falsificaban la documentación de los mismos, los repintaban o cambiaban el color original. "En algunos casos, habían rebajado hasta 246.000 kilómetros", ha comentado un portavoz del instituto armado.

La Guardia Civil calcula que esta organización ha estafado a un total de 122 compradores desde 2011. Los vehículos eran vendidos al doble de su valor real. "Hay casos en que el precio del coche era de entre 4.500 o 5.000 euros, cuando en realidad su precio era 2.000 euros", según el portavoz de la oficina de la Guardia Civil en Alicante. La manipulación del cuentakilómetros para inflar el precio de un automóvil es el timo más habitual en la compraventa de coches de segunda mano. El Real Automóvil Club (RACC) calcula que entre el 5% y el 12% de los vehículos de ocasión tienen el contador manipulado, un porcentaje que sube hasta el 30% en el caso de los coches importados.

La Guardia Civil llevó a cabo seis registros. Dos en establecimientos de compraventa de vehículos en Torrevieja; otros dos en domicilios de Torrevieja y Ciudad Quesada (una pedanía de la localidad de Rojales), y dos más en sendas naves industriales de Almoradí, que estaban equipadas para la reparación y pintado de coches, y trabajaban a puerta cerrada y sin actividad legal aparente. En los registros, los agentes hallaron documentación que recogía el kilometraje real de los vehículos allí estacionados, así como numerosos cuentakilómetros desmontados, por lo que precintaron un total de 151 vehículos.

Esta banda, además, falsificaba el historial de mantenimiento de los vehículos, lo que supone, según ha advertido la Guardia Civil, "un mayor riesgo de averías" y puede resultar "peligroso" para la seguridad vial. Los agentes incautaron 12 sellos de servicios oficiales falsificados.

Los vehículos eran adquiridos a empresas de alquiler de coche o, a particulares que los daban como parte de pago por uno "nuevo". Asimismo, importaban de otros países de la Unión Europea, generalmente automóviles usados como taxi o de empresas. Lo común entre toda la flota es que tenían muchos kilómetros recorridos. Durante la investigación, iniciada en enero pasado, los agentes han constatado la manipulación de los cuentakilómetros de 198 vehículos, en una media de más de 140.000 kilómetros, superando en varios casos los 200.000.

Los detenidos son un padre y un hijo, de 58 y 36 años, respectivamente, ambos de nacionalidad rumana, y un ciudadano español, de 50 años. Todos están vinculados a un grupo empresarial dedicado a la compraventa de vehículos de Torrevieja y han sido acusados de los delitos continuados de estafa, falsedad documental y asociación ilícita.

En España se compran dos coches usados por cada nuevo, según datos de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción. Durante el primer semestre de este año se vendieron 817.752 vehículos de segunda mano, un 4,5% más que en el mismo periodo de 2013. En los primeros seis meses de 2014 se vendieron 454.942 unidades nuevas.