Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy replica a Mas “que no juegue a equívocos” con la consulta del 9-N

La vicepresidenta Sáenz de Santamaría considera una “obligación” recurrir la convocatoria

Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa de este viernes en Newport. Ampliar foto
Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa de este viernes en Newport. EFE

Mariano Rajoy respondió este viernes a la petición que le formuló el jueves Artur Mas para que le permitiera celebrar el referéndum independentista del 9 de noviembre. El presidente de la Generalitat argumentó que “solo” es una consulta no vinculante y sin efectos jurídicos. El presidente del Gobierno replicó: “Es un asunto muy serio y muy delicado. No debemos jugar a equívocos”.

En la rueda de prensa que convocó tras participar en la cumbre de la OTAN en Gales, Rajoy recordó que su negativa al referéndum del 9-N no es nueva, sino que la viene reiterando desde que los partidos del bloque soberanista pactaron la pregunta y la fecha, en diciembre de 2013. “Me lo tomo muy en serio. Eso simplemente no es legal, no se puede celebrar”, añadió Rajoy.

El presidente del Gobierno no desmintió que Felipe González hiciera de mediador para que Rajoy celebrara la entrevista del pasado 30 de julio en La Moncloa con Artur Mas. Se limitó a responder que habla con muchas personas, incluido el propio González, y que no revela el contenido de conversaciones privadas.

Su presencia en Reino Unido fue aprovechada para preguntarle por el paralelismo entre el referéndum que se celebrará en Escocia el próximo día 18 y el previsto en Cataluña. “No tienen absolutamente nada que ver”, respondió Rajoy. La única coincidencia entre ambos casos, dijo, es que, en caso de separación, se produciría una salida inmediata de la UE y una caída del PIB de “enormes proporciones. En todo lo demás son absolutamente diferentes”.

El referéndum escocés es una referencia continua de Artur Mas y de los partidos soberanistas catalanes acerca del modelo a seguir que reclaman a Rajoy, para que se siente a negociar y pacte la celebración de la consulta como hicieron David Cameron, el primer ministro británico, y Alex Salmond, el primer ministro escocés.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, también respondió con dureza a la petición de Mas para que el Gobierno no solicite la suspensión de la ley de consultas en su recurso ante el Tribunal Constitucional. “No puede pedirle al Gobierno de la nación que no cumpla la ley o no la haga cumplir. Podemos dialogar de muchas cosas, y tenemos el deber de dialogar de todas las necesidades de los catalanes. Pero no nos puede pedir que no cumplamos con nuestra obligación”, dijo. En su opinión, “si una ley una ley es inconstitucional, y tienen serias dudas incluso los órganos nombrados por el Parlament de Cataluña, la obligación del Gobierno es recurrirla. Y además la Constitución señala que si el Gobierno considera que la situación es irreversible debe pedir su suspensión”, añadió Sáenz de Santamaría.

Mientras, Artur Mas, reclamó este viernes al PP que “escuche la voz del pueblo de Cataluña y ausculte bien el pulso de la sociedad” de esa comunidad autónoma para hacer posible el referéndum del 9 de noviembre. Se trata de “buscar soluciones, no de crear problemas”, dijo el líder de CiU, quien añadió que si los dirigentes del PP siguen su consejo, comprobarán que “hay una mayoría aplastante que quiere decidir su futuro político en el referéndum, al margen de lo que vote cada uno después”, en referencia a las encuestas de los últimos meses que revelan que casi un 80% es partidario de la consulta.

Con información de Carlos E. Cué y Pere Ríos.