Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE busca formar un frente de oposición a la reforma electoral

El número dos de los socialistas califica los cambios como "pucherazos y cacicadas"

César Luena se reúne con alcaldes en Toledo.

Los socialistas mantendrán su postura: no aceptarán reformar la ley electoral antes de las municipales de 2015. Después de reunirse este jueves en Toledo con una treintena de alcaldes y concejales de Castilla-La Mancha, el número dos del PSOE, César Luena, ha expresado su "rechazo total" a los cambios que el Partido Popular (PP) pretende ejecutar para la elección directa de los regidores. El secretario de Organización ha asegurado que las modificaciones que impulsa el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, son "pucherazos y cacicadas". Ha anunciado, por ello, el inicio de una "ofensiva" para frenarlas; presentarán mociones en los Ayuntamientos y buscarán el respaldo de otros grupos parlamentarios para formar un "frente de oposición".

"Es una trampa que hacen por su cuenta y riesgo, solos, a nueve meses de las elecciones y rompiendo todas las formas y consensos. No es una reforma. Es una cacicada disfrazada de reforma porque quieren ocultar la ambición de poder, que es lo único que les mueve", ha dicho Luena en el Parador de Toledo. "Vamos a liderar un rechazo total porque la mayoría absoluta no se puede imponer a las formas democráticas".

El dirigente le ha pedido a Rajoy que "salga de su letargo" y ha añadido que el PSOE tiene "muchas sospechas" de que los cambios son impulsados por el PP y su vicesecretario de Política Autonómica y Local, Javier Arenas. "Por lo tanto, que el señor Rajoy nos aclare si es una reforma del Gobierno o si están tirando de él los alcaldes miedosos del Partido Popular, con el señor Arenas a la cabeza. El PP no puede decir: como tengo mayoría, voy a saltarme la ley, las formas y el consenso para intentar agarrarme al poder a costa de lo que sea".

Luena ha asegurado que se busca beneficiar al partido del Gobierno, como ya había dicho este miércoles el líder del PSOE, Pedro Sánchez, que escribió en su cuenta en Twitter: "El PP sólo busca una elección directa: la del PP". El presidente de Gobierno impulsa una reforma de la ley electoral para que el partido más votado gane las alcaldías y para que, si ninguno supera el 40% de los votos, pueda celebrarse una segunda vuelta entre los dos principales. Sánchez ya le había trasladado directamente a Rajoy que no la apoyaría. Si los cambios se concretan, sería la primera vez que en democracia se reforme la ley electoral sin consenso de los dos grandes partidos.

La intención del Ejecutivo, de reformar la ley, incluso sin el consenso del PSOE, ha generado críticas. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha exigido al PP "diálogo" y "consenso". "Si hay que cambiar las normas de juego, será en su momento, nunca en medio de un partido por intereses partidistas, sino pensando en los intereses de los ciudadanos", ha advertido tras un acto celebrado en Málaga. Por su parte, el líder de los socialistas de Castilla-La Mancha y miembro de la Ejecutiva Federal, Emiliano García-Page, ha afirmado que Rajoy y los alcaldes del PP "tienen miedo". "Por favor, que Rajoy anteponga el cumplimiento de su propia palabra. Ha jurado, y muchas veces, que en ningún caso haría una reforma electoral sin contar con el consenso y con su sola mayoría; que lo anteponga a los intereses espurios".

Los dirigentes han comparado la iniciativa con la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, aprobada con los votos de la mayoría del PP y en contra del PSOE para reducir casi a la mitad el número de parlamentarios autonómicos. "Además de quitar autonomía, además de quitar derechos a los ciudadanos, de recortar servicios a los ciudadanos, está funcionando muy mal", ha dicho Luena.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >