Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez anunciará a su partido que opta a la presidencia del Gobierno

El líder del PSOE competirá en consulta abierta a militantes y simpatizantes

Pedro Sánchez, el pasado 28 de julio en La Moncloa.
Pedro Sánchez, el pasado 28 de julio en La Moncloa.

“Nunca he tenido miedo a competir. Aunque me complique la vida”. Esta fue la respuesta que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez dio a EL PAÍS el domingo 3 de agosto al ser preguntado sobre si iba a presentarse a unas primarias para ser candidato a la presidencia del Gobierno. Se presentará. Otro asunto será que no puedan celebrarse por ausencia de candidatos.

Paso a paso. El líder socialista tiene previsto, en primer lugar, comunicar sus intenciones a su partido de convocar primarias abiertas —con elección de militantes y los ciudadanos que lo deseen— y ser candidato. Los detalles y el formato están aún por precisar y acordar con los dirigentes territoriales socialistas aunque en estos momentos baraja anunciar que quiere representar al PSOE en las elecciones generales de 2015 en una reunión del comité federal. Un órgano de más de doscientos miembros, 100 elegidos el pasado 27 de julio en el congreso extraordinario, y otro centenar que se mantiene porque fue elegido en los congresos regionales de hace tres años. Esta sería una presentación formal aunque el secretario general querría organizar un acto, con un aforo mucho mayor, en el que haría su primer discurso como aspirante a representar al PSOE para las elecciones generales. Aunque sus aspiraciones para España las expresó en la sesión de clausura del congreso en el que fue elegido el pasado 27 de julio, nada era oficial por cuanto que en ese congreso se hizo con el liderazgo del partido pero no era ni es aún líder electoral. Al margen de actos y formatos para hacer el anuncio, la cuestión de fondo está en que formalmente el PSOE tiene que convocar primarias y, además, abiertas. Varios interrogantes tiene que resolver la actual dirección socialista. Primero, la fecha.

Antes de las elecciones generales se celebrarán en mayo de 2015 las elecciones municipales y autonómicas cuyos candidatos se elegirán en primarias. La fecha de esas primarias se fijará en un comité federal del próximo mes de septiembre y probablemente en esa misma jornada se anunciará que también las habrá para las elecciones generales aunque sin determinar la fecha. Ese será el momento en el que Pedro Sánchez hará su anuncio de presentarse a las primarias, en la fecha que se decida.

¿Quién fijará esa fecha? “El calendario de primarias lo fijaré con el partido atendiendo al interés de mi país y de mi partido, y no al mío personal. Y a partir de ahí, habrá primarias abiertas”. Esto fue lo que dijo la semana pasada a EL PAÍS. En principio la fecha del mes de noviembre parece alejarse. Ese fue el calendario establecido por el anterior equipo, dirigido por Alfredo Pérez Rubalcaba, pero antes de que este dimitiera y convocara un congreso extraordinario. “Reivindico mi autonomía para establecer las fechas y los plazos que estime más conveniente para el partido”. Este ha sido el comentario que se ha escuchado a Pedro Sánchez cuando se le ha dicho con cierto tono de reproche si no iba a cumplir ese plazo.

La dificultad puede ser de explicación a la opinión pública pero no interna dado que los secretarios generales, en su gran mayoría, no tienen la menor intención de exigir que las primarias para la presidencia del gobierno se celebren dentro de tres meses.

Su argumento es que los ciudadanos no quieren ver de nuevo a los socialistas entretenidos con sus elecciones internas. Así lo piensa la federación de Andalucía, y su líder, Susana Díaz, pero no solo. Prácticamente todos los barones territoriales quieren que todo el partido se vuelque en la preparación de las elecciones municipales y autonómicas y no en primarias para la presidencia del Gobierno.

Solo el secretario general de Asturias, Javier Fernández, invocó la fecha de noviembre pero no parece que ahora vaya a hacer causa de las fechas. En el primer comité federal de septiembre se esperan algunas voces que invoquen esa fecha. De ese órgano son miembros Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, aspirantes a la secretaría general del PSOE con Sánchez, que sí se comprometieron a convocarlas en el mes de noviembre. Aunque el líder socialista escuchará opiniones de que las convoque ya porque sin duda las ganaría, toma más cuerpo la posibilidad de que se convoquen después de las elecciones municipales y autonómicas del mes de mayo. ¿Las ganará, frente a quién? A nadie se le ocurre pensar quién podría disputarle el cartel electoral. Las primarias se convocarán pero no es ahora mismo imaginable que vaya a tener adversario. Y, por tanto, solo podrá haber la aclamación de Pedro Sánchez.

El dopaje electoral

Ximo Puig, líder de los socialistas valencianos y recién nombrado secretario de Regeneración Democrática del PSOE, ha anunciado que el partido presentará en el próximo curso político un programa de transparencia que, entre otros aspectos, planteará un tope a la deuda de las formaciones, reducirá el número de aforados y limitará el paso de los políticos a los consejos de administración de la empresa privada. En una entrevista con Europa Press, Puig explicó que la iniciativa de regeneración y transparencia solo puede partir del PSOE, y no del PP. “¿Cómo va a ser creíble hablar de regeneración democrática desde un partido al que han sentado en el banquillo a tres tesoreros, del que un juez ha dicho con claridad que ha habido financiación ilegal y que sus obras se pagaron con una caja b, y cuyos dirigentes cobraron sobresueldos millonarios?”, se pregunta. Para Puig, la Justicia ha demostrado que el PP “ha ido dopado a las elecciones” con esa financiación ilegal, y ahora “la política antidoping no la pueden provocar aquellos que han sido los que han organizado este sistema”.

Más información