Urdangarin rechaza de nuevo un pacto con la fiscalía sobre los delitos fiscales

El duque de Palma acepta pagar por el fraude, pero se niega a asumir la culpa

Iñaki Urdangarin antes de su comaprecencia de 2012 ante el juez Castro.
Iñaki Urdangarin antes de su comaprecencia de 2012 ante el juez Castro.Uly Martín

El esposo de Cristina de Borbón, Iñaki Urdangarin, se ha enrocado en su rechazo a cualquier ápice de responsabilidad sobre los dos delitos fiscales de los que le acusan la Fiscalía y la Abogacía del Estado por el caso Nóos. Urdangarin quiere defenderse y “discutir” hasta que el tribunal se pronuncie en el juicio, pese a que un pacto hubiera facilitado una rebaja de las penas.

Urdangarin ha presentado ante el juez Castro dos escritos exculpatorios, en pocas semanas, y además ha planteado directamente al fiscal que le retirara o redujera al mínimo la posible pena por fraude fiscal si efectuaba el depósito de la cantidad que Hacienda le reclama, más de 337.000 euros. El fiscal dijo no y no le aplicará ninguna rebaja de pena con atenuantes porque el imputado no asumió el delito y no confesó antes de formularse la acusación final.

Urdangarin, según fuentes directas del caso Nóos, quiso depositar los más de 337.000 euros que no pagó a Hacienda, pero rechazó un eventual acuerdo de colaboración con la fiscalía porque no asume haber cometido fraude y ello impide que se le apliquen las máximas atenuantes cualificadas.

El duque de Palma se ha negado en la línea de meta de la instrucción del caso Nóos a reconocer ni un ápice de las supuestas culpas. Es lo mismo que hizo, repetidamente, al no querer alcanzar un posible pacto de colaboración, a través de la confesión, que minorase sus posibles penas en el juicio. Con su cerrada táctica de autodefensa, indirectamente, facilitó el que la investigación alcanzara a la hermana del Rey como cooperadora, según asumen abogados personados.

El juez Castro dará a conocer mañana el auto final de la instrucción con el listado de imputados, dos decenas, la mitad de los que declararon. Además, efectuará el relato de hechos y su abanico de posibles delitos. El juez se mantiene en sus trece, según todos los indicios, y quiere llevar al banquillo a Cristina de Borbón, aunque será la Audiencia de Palma la que determine finalmente si se sienta en el banquillo de los acusados. Castro ve a la hermana de Felipe VI como cooperadora necesaria en los delitos fiscales de su esposo y por blanqueo de capitales.

El meollo final del caso Nóos de supuesta malversación de seis millones de euros públicos por parte de Urdangarin y su socio Diego Torres es el supuesto fraude tributario del cuñado del Rey, en dos ejercicios, 2007 y 2008. Esta es solo una parte del rosario penal que tiene el duque de Palma y en el que están engarzados otros supuestos delitos de corrupción. El fiscal Pedro Horrach le reclamará hasta 15 años de cárcel, pero descarta toda responsabilidad penal de doña Cristina.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS