Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La marea verde de la enseñanza define la línea de oposición a Bauzá

Profesores y activistas logran ser tendencia en Twitter con la petición de dimisión del presidente

Los activistas de la ‘marea verde’ marcan la ruta a la oposición al PP en Baleares. Miles de ciudadanos enfundados desde hace un año en simbólicas camisetas de rechazo a los recortes y a favor de la escuela pública de calidad y en catalán, protagonizan una dilatada expresión social que refuta la política del Gobierno del PP. Las minorías parlamentarias, PSOE y Més, son el altavoz de sus causas, las asumen como propias.

El movimiento crítico se acentúa al final del curso escolar que se inició con una huelga de 21 días en las escuelas y con las manifestaciones de 100.000 personas en las cuatro islas, con un 1,1 millones de habitantes.

Esa marea horizontal y asambleario de docentes, surge en escuelas, institutos y federaciones de padres y fijan, de hecho, la línea de acoso a la mayoría gobernante que siguen los partidos de la izquierda y de los nacionalistas.

Este lunes, profesores, activistas y medios que les apoyan lanzaron una campaña instantánea en la red de micro blogs Twitter, contra el presidente balear y líder del PP, José Ramón Bauzá. Gracias a la malla de complicidades creadas lograron su objetivo: que su proclama, la etiqueta reiterada “Bauzádimision” fuese tendencia en España y destacara entre las diez primeras del mundo.

El paso previo a esta presión sucedió el domingo por la noche en las plazas centrales de la mayoría de municipios de Baleares. Educadores, padres y alumnos celebraron actos silenciosos y con velas encendidas a favor del diálogo Gobierno-enseñantes y en solidaridad con el docente que lleva 34 días en huelga de hambre, Jaume Sastre.

La larga campaña con diversidad de actos públicos, reuniones sectoriales y manifestaciones callejeras no ha logrado establecer cauces de negociación directa con el Gobierno balear de José Ramón Bauzá. La marea verde cuestiona el nuevo modelo educativo y lingüístico que la mayoría aplica. La introducción progresiva en infantil y secundaria del inglés como lengua de enseñanza, lo que reduce el peso del castellano y del catalán, es el motivo central de las quejas.

Los veinticinco diputados opositores de la cámara balear, PSOE, Més, la diputada de Formentera y un escindido del PP solicitaron por escrito que el presidente se entreviste con los representantes de los docentes que protestan por la forma de aplicación del trilingüismo. Los líderes de los partidos plantean la celebración de una cita con el primer mandatario de Baleares.

Más información