Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La propuesta es precipitada y no contamos con suficiente información”

El círculo de Lavapiés, el barrio elegido para presentar Podemos, también está en desacuerdo

Iglesias, el jueves, cuando presentó el sistema de elección. Ampliar foto
Iglesias, el jueves, cuando presentó el sistema de elección.

El círculo de Lavapiés, simbólico barrio madrileño elegido en enero por Pablo Iglesias para presentar Podemos, decidió pedir "calma" a la cúpula del partido en este proceso constituyente que afronta la nueva formación. El grupo local quiere que se levante el pie del acelerador después del éxito de las pasadas elecciones europeas (1.200.000 votos y cinco escaños). Así lo acordaron los componentes en una asamblea extraordinaria celebrada el pasado sábado, cuando pactaron por mayoría que no aceptaban la propuesta lanzada por el líder del partido sobre el sistema de elección de un "grupo de trabajo" cerrado de personas que preparasen la "gran asamblea ciudadana" de otoño. "Consideramos que esta propuesta de Iglesias, en los términos que se hizo, es precipitada. No contamos con la suficiente información", subrayó uno de los intervinientes.

La cita de otoño debe servir para gestar la estructura interna del movimiento; y será organizada, según anunció Iglesias, por la candidatura de 25 personas más votadas entre los días 12 y 13 de junio. Para ello, el número uno a las europeas ya cuenta con su propia lista, aunque animó a los diferentes círculos a presentar alternativas. Pero en Lavapiés, donde recibieron el miércoles una carta de Iglesias donde les explicaba este proceso, consideran que les falta mucha información sobre el mismo. "Y, mientras no la tengamos, no lo aceptamos. Esto no supone un no rotundo a la iniciativa comunicada en la rueda de prensa. Pero, queremos saber, entre otras cosas, los perfiles de esas 25 personas que tienen que componer el grupo de trabajo", explicaron los integrantes de Lavapiés en una asamblea ordinaria y abierta celebrada a las siete de la tarde del domingo en el parque del Casino de la Reina.

"No haría falta votar porque, tal y como se ha planteado, ganaría la propuesta de Pablo. Él es el único que tiene la estructura necesaria", añadió otro participante del grupo de Lavapiés, que también cuestionó que los componentes del "grupo de trabajo" salgan de una lista cerrada: "Nos gustaría que se debatiesen otras fórmulas". Otro componente del círculo insistió, además, en el escaso tiempo concedido a los grupos para gestar una alternativa. Apenas una semana.

Así, bajo el sol del domingo, el colectivo del barrio madrileño mostró de esta forma sus reticencias a la propuesta del líder de la formación. Y, posteriormente, el grupo de Lavapiés trasladó sus desavenencias a la coordinadora de Madrid, que integra a los diferentes círculos de la capital. Un encuentro convocado para que los representantes de las diferentes secciones locales abordasen cómo dar una respuesta conjunta a la cúpula de Podemos y cómo hacerles llegar su desacuerdo con este proceso constituyente iniciado por Iglesias. La cita acabó con las bases de Podemos enfrentadas por primera vez a sus fundadores para exigir democracia interna. 

Más información