Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy acaba como empezó

El presidente cierra la campaña en Madrid: "No se puede tirar por la borda" la recuperación

Cospedal arremete contra las formaciones minoritarias y las tacha de "oportunistas"

El PP terminó este viernes la campaña electoral como la había empezado: sin novedades. Con el mantra de la recuperación económica, de la herencia de los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y recrudeciendo sus ataques contra el PSOE y la candidatura que encabeza Elena Valenciano. La plana mayor de la formación demostró en esta carrera europea, marcada por las declaraciones machistas de Miguel Arias Cañete, que solo quiere ver un aval a las políticas del Gobierno.

“Estamos creciendo económicamente, y lo peor que le puede ocurrir a nuestro país es volver a las políticas socialistas. Ya empezamos a crecer, a recaudar, queremos seguir adelante y aquí estamos. Esto es lo que se juega el próximo domingo... Eso no se puede tirar por la borda y no se puede volver a unas políticas que han hundido a España”, clamó Mariano Rajoy para tratar de conjurar la abstención y antes de cargar contra la oposición y contra todos los que en 2012 le pidieron que solicitara un rescate. “No los voy a calificar”, dijo, aunque optó finalmente por una descalificación: “Amigas y amigos, vaya personal”. En definitiva, para el jefe del Ejecutivo el PSOE defiende políticas que son "un disparate que no se le ocurre a nadie que esté en sus cabales".

La campaña de los populares gira en torno a una idea: no es el momento de castigar al Ejecutivo. Así lo destacó también Cañete, quien abundó en su ataque contra Valenciano. “Le he oído a Valenciano toda clase de barbaridades, omito las que se refieren a mi persona”, dijo en alusión a la polémica de la “superioridad intelectual” de los hombres en los debates con las mujeres.

Rajoy cerró la carrera europea en el Hotel Auditorium de la capital ante cerca de 2.000 personas, y junto a María Dolores de Cospedal y la plana mayor del PP regional: Ignacio González, Ana Botella y Esperanza Aguirre. Tuvo palabras de agradecimiento para todos ellos. Recordó que en 2012 la presidenta de Castilla-La Mancha redujo el déficit en seis puntos. Y, en pleno debate sucesorio en la Comunidad de Madrid, enfatizó: “Gracias, Esperanza, Ana, Nacho, magníficos dirigentes y si cabe mejores gobernantes aún”.

La secretaria general del partido arremetió contra la oposición en bloque. "Si no vamos a votar", defendió, "entonces ganan los que no creen en España". Y se refirió abiertamente a las llamadas formaciones minoritarias, a las que llamó "oportunistas". "Los minoritarios van a Europa no a defender los intereses de España, van a Europa a tener un cartelito en el escaño que ponga su nombre", opinó. También criticó el pasado socialista de la portavoz de UPyD, Rosa Díez, igual que hizo la alcaldesa de Madrid. 

Aguirre reclamó a las instituciones europeas que sean "más radicales" en su defensa de los intereses de las víctimas del terrorismo. Y González arremetió contra el magistrado del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo Luis López Guerra, que en su opinión "apoyó que los terroristas puedan salir de la cárcel sin cumplir íntegramente sus penas", en referencia a la sentencia que anula la doctrina Parot. El presidente de la Comunidad de Madrid, que acusó a Zapatero de "darse el pico" con Evo Morales y Hugo Chávez, también aludió a los próximos comicios y pidió el voto "para que el PP no solo gane en Europa sino que ganemos las autonomicas y municipales para consolidar el cambio en España". 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >