El Ayuntamiento de León suspende de empleo a la policía que entregó el arma

El consistorio adopta la decisión tras abrir una investigación interna contra la agente municipal

Dos meses de suspensión de empleo y sueldo. Esta es la decisión que ha adoptado este jueves el Ayuntamiento de León contra la policía local Raquel Gago, detenida tras entregar en la noche del martes en la comisaría el arma que supuestamente se utilizó en el asesinato de Ia presidenta de la Diputación, Isabel Carrasco. El portavoz del Gobierno municipal, José María López, ha explicado que esta medida se ha acordado tras abrir el miércoles unas diligencias informativas internas sobre la situación de la agente, que quedó en libertad tras prestar declaración ante los investigadores del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), aunque permanece imputada.

Más información
Prisión sin fianza para las dos detenidas por el planeado asesinato de Carrasco
El asesinato de Carrasco se planeó en dos años y se frustró cinco veces
La madre confiesa que mató a sangre fría a Isabel Carrasco por rencor
La asesina le disparó por la espalda y la remató en el suelo

La funcionaria local, que el martes ya no trabajó, aseguró que encontró el revólver en su coche un día después del crimen. Según su relato, el arma se encontraba dentro de un bolso guardado en el maletero del vehículo, un Volkswagen Golf, que había prestado a una de las detenidas, Triana Martínez, a la que le unía una gran amistad.

"Tras el informe del jefe de la Policía Local, nuestros servicios municipales han determinado la apertura de un expediente disciplinario y la suspensión de empleo y sueldo", ha detallado López, que ha asegura que la duración de esta medida —inicialmente, de dos meses— podría variar en función de cómo se desarrolle la investigación judicial abierta y las decisiones que adopte la magistrada que instruye el asesinato. "Es una medida cautelar", ha apostillado el portavoz.

El Ayuntamiento ha insistido en que estas diligencias se iniciaron como "medida cautelar", ya que la institución local no tiene información del juzgado tras decretarse el secreto de sumario. La policía local, de 41 años, accedió a su puesto de funcionaria en 1998 y tiene una "hoja intachable de servicios"; según fuentes sindicales. "Nunca hemos tenido un problema con ella", remacha el consistorio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

J. Jiménez Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS