Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy subraya el camino que marcó Suárez: “La solidaridad entre españoles”

Los partidos y líderes políticos subrayan el hondo pesar por el fallecimiento de quien pilotó la transición desde el Gobierno

Todos los partidos políticos de todo el espectro ideológico han reconocido el papel de Adolfo Suárez y su aportación a la democracia. Al reconocimiento de las formaciones políticas se sumaron los presidentes autonómicos con comunicados o declaraciones. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que el "mejor homenaje" que los españoles pueden rendir a Adolfo Suárez tras su fallecimiento es "seguir el camino que él marcó: de entendimiento, de concordia y de solidaridad entre españoles".

En un mensaje desde el Palacio de la Moncloa para expresar el pésame del Ejecutivo ante la muerte del expresidente Suárez, Rajoy ha asegurado que junto al dolor, millones de españoles sienten también hoy "orgullo" por la "grandeza histórica" del primer presidente de la democracia. "Suárez tuvo siempre la talla de un hombre de Estado", ha dicho. "Su intuición, su habilidad y su coraje fueron determinantes para fraguar el país más libre y más justo en el que hoy vivimos". El Gobierno ha decretado tres días de luto oficial. El presidente se ha desplazado a la clínica Cemtro para dar el pésame a la familia.

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero ha escrito en un artículo para EL PAÍS en el que afirma: "No es difícil imaginar que nuestro país le va a despedir con un sincero, justo y unánime homenaje. Se lo merece él y se lo merece la España de la democracia. Los sentimientos de afecto hacia su figura y los elogios hacia su tarea no nos van a sonar exagerados. Esta es una ocasión para no contener ni los unos ni los otros, para no regatear el aprecio por una trayectoria pública, política, de servicio al Estado".

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha trasladado este domingo la "admiración" de todos los socialistas al expresidente Adolfo Suárez, quien "supo unir a quienes desde posiciones políticas distintas compartían con él un compromiso por la libertad", con la "firme voluntad" de construir una España en la que cupieran "todos". En una declaración institucional en la sede de su partido en la madrileña calle Ferraz para expresar el pésame del PSOE por la muerte del expresidente Suárez, Rubalcaba ha defendido que Suárez tuvo las "convicciones" y el "coraje necesario para resolver las dificultades inherentes a la apertura de una época histórica nueva" y se ha mostrado convencido de que con su fallecimiento se consolida el "lugar esencial" que el expresidente "ocupará para siempre en la historia de España".

El expresidente del Gobierno Felipe González ha difundido esta tarde un comunicado de condolencia y reconocimiento: “Adolfo Suárez ha sido el presidente de la transición democrática de España. El paso de una dictadura a una democracia pluralista, tantas veces frustrada en nuestro país, se debe a su tarea. Sus cualidades para el diálogo y el compromiso, desde la fortaleza de su liderazgo, han sido claves para que nuestro país haya conseguido el marco de convivencia en libertad más importante de nuestra historia. He compartido con él muchos momentos clave de nuestra historia y una amistad que superaba las discrepancias lógicas en el pluralismo de las ideas. Tengo un recuerdo imborrable de su figura y de su tarea. Quiero manifestar a su familia mis sentimientos de pesar y respeto en estos momentos de dolor”.

El expresidente del Gobierno José María Aznar se ha desplazado junto a su esposa, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, hasta la clínica Cemtro para dar el pésame a la familia de Adolfo Suárez. "Hemos venido a dar un abrazo a la familia" del expresidente, de quien ha dicho: "Fui su votante, lo recordaremos siempre". Botella, por sulado, ha subrayado que Suárez fue "uno de los vecinos más ilustres de Madrid" y ha anunciado que el Ayuntamiento lo va a declarar "hijo adoptivo a título póstumo".

El presidente del Senado, Pío García Escudero, por su lado, ha destacado cómo sin la figura de Suárez "nunca hubiéramos sido lo que somos hoy, un país integrado plenamente en el marco de la Europa democrática". También, en la línea de Rajoy, ha subrayado que el expresidente fallecido hoy "ejemplifica como pocos el inestimable valor del diálogo, de la tolerancia y del espíritu de consenso".

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha afirmado hoy que con la muerte del expresidente Suárez, quien junto al Rey alumbró la democracia en España, todos los españoles se sienten hoy "un poco huérfanos". Tras enviar su "más sentido pésame" a la familia, Posada ha asegurado en declaraciones a Efe que el fallecimiento de Suárez es un "momento de dolor" pero también de "orgullo" para los españoles por lo que el expresidente ha supuesto para la historia de España. "Fue una etapa maravillosa para España. Si hemos tenido un futuro ha sido gracias a esa etapa de Adolfo Suárez", ha remarcado.

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, aseguró este domingo que al morir el ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez los españoles "pasamos una valiosa página de nuestra historia". "Ha muerto Adolfo Suárez y con su muerte pasamos una valiosa página de nuestra historia. Descanse en paz, presidente", aseguró Valenciano tras conocer la muerte del expresidente.

Desde el PP, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha asegurado que "los españoles no podemos olvidar la lección de conciliación y acuerdo de Adolfo Suárez", el primer presidente del Gobierno de la democracia, que ha fallecido hoy. "Le debemos mucho. Un gran presidente y gran patriota", ha dicho el jefe del Ejecutivo madrileño a través de Twitter.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, añadió un ligero matiz de coyuntura política, con referencias veladas al proceso soberanista. Así, Mas ha elogiado la capacidad del expresidente del Gobierno central Adolfo Suárez de "asumir grandes riesgos" y ha añadido que también Cataluña los está asumiendo ahora.

"Pues bien, hoy en Cataluña estamos asumiendo riesgos todos con capacidad de liderazgo y de tirar adelante dinámicas porque sabemos que, si no se hace de esta manera, difícilmente entonces se puede aspirar a ir mejor", ha dicho en un acto público en Sant Martí de Llémena (Girona). "Era secretario general de Movimiento, 'camisa azul', y en un año convocó las primeras elecciones generales democráticas después de décadas, legalizó el PCE, que era visto como un demonio en todos sitios", ha destacado Mas como algunos de esos grandes riesgos. "Y, además, restauró por decreto la Generalitat de Cataluña antes de que se aprobase la Constitución Española, con el retorno del presidente Tarradellas. Por tanto, asumió grandes riesgos".

Coincidió en el elogio el portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, quien ha recordado las palabras Suárez: "Lo que es normal en la calle debe elevarse a la categoría política de normal". En un comunicado, ha afirmado que estas palabras son de "rabiosa actualidad" y ha instado a quienes hablan del legado de Suárez a tomar ejemplo. "Su audacia democrática le costó la carrera política: ¿Cuántos hay como él ahora?", ha añadido, y le ha ensalzado por liderar la transición del Franquismo a la democracia, permitiendo el voto y legalizando al PCE y a ERC.

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha afirmado hoy que Adolfo Suárez era "humanamente atractivo, no sólo era simpático y amable, sino que tenía valores humanos importantes" y tuvo actitudes "valientes, generosas y atrevidas". En una comparecencia pública ante los medios para valorar la figura del presidente español fallecido hoy, Pujol ha reconocido que pese a que Adolfo Suárez fue "un hombre muy baqueteado, yo siempre hice una valoración positiva".

El exdirigente de CDC y uno de los padres de la Constitución Española, Miquel Roca i Junyent, ha destacado hoy que "el principal legado" que ha dejado Adolfo Suárez es el de "resolver las crisis de un país con voluntad de dialogar, de pactar y de comprender, de no tener miedo a llegar a acuerdos". Roca ha recordado su "amistad, reconocimiento, profunda consideración y admiración" por Adolfo Suárez, del que ha destacado su coraje para "acercarse y comprender para llegar a acuerdos".

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha destacado que el expresidente del tuvo "capacidad de tejer acuerdos entre muy diferentes", pese a que inicialmente "su pasado político generaba desconfianza". En una conocida red social, el presidente vasco ha reconocido que aunque no tuvo la oportunidad de conocer en persona a Adolfo Suárez, sí vivió con "especial pasión política la etapa de la Transición en la que Suárez fue presidente del Gobierno español".

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha lamentado profundamente la muerte de Adolfo Suárez. Díaz ha subrayado que Suárez fue "un político clave para el proyecto democrático de España". Otro presidente autonómico, el del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha dicho que el expresidente del Gobierno simboliza el diálogo y entendimiento que tanto necesita la política española en estos momentos. También los políticos vascos han reaccionado al fallecimiento recordando su figura y valorando su aportación en el "tránsito a la democracia".

El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, ha lamentado el fallecimiento de quien ha definido como "un hombre de Estado". "Un hombre de Estado que consiguió unir a todos los españoles en el espíritu y la voluntad de recuperar nuestra identidad plural, nuestra instituciones democráticas y nuestros valores como país", indica el presidente extremeño en una nota de prensa.

El exlehendakari Patxi López ha subrayado en su cuenta personal deTwitter que Suárez "desmontó el franquismo y pilotó el tránsito a la democracia". En este sentido, ha remarcado que "todos estamos en deuda con él".

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha lamentado la pérdida de un hombre que, a su juicio, "fue la persona clave, junto con el Rey y Torcuato Fernández Miranda para conducir la transición y consolidar la democracia en España". En declaraciones a EFE, Barberá ha recordado que "fue un servidor publico ejemplar, a quien debemos mucho, que pasará a la historia como un gran líder y un político que supo, con generosidad y altura de miras, reconciliar a los españoles anteponiendo por encima de todo los intereses de España".

José Pedro Pérez Llorca, uno de los padres de la Constitución, ha definido a Adolfo Suárez como un hombre "generoso, inteligente, decidido y valiente". Pérez Llorca ha recordado la "dureza" de la crítica a la que fue sometido tanto fuera como dentro de su partido. En declaraciones a Europa Press, ha alabado la figura del expresidente del Gobierno y ha enfatizado que "conocía su objetivo" y eso le daba una "gran fortaleza".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Más información