Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ‘Marchas de la dignidad’ enfilan su entrada a Madrid el próximo sábado

Los manifestantes se encuentran ya en municipios cercanos a la capital española

Las seis columnas se unirán en Atocha dentro de tres días en protesta contra los recortes

Fuente: Delegación del Gobierno en Madrid, marchasdeladigindad.org. pulsa en la foto
Fuente: Delegación del Gobierno en Madrid, marchasdeladigindad.org.

Sin líderes. Con solo un manifiesto como eje vertebral, donde protestan contra los recortes sociales y exigen la dimisión del Gobierno por sus políticas "dictadas por la troika". Las seis columnas de las Marchas de la dignidad, que partieron de distintos extremos de España entre finales de febrero y principios de marzo, se encuentran este miércoles en municipios cercanos a Madrid y preparan ya su entrada en la capital el sábado, cuando confluirán en Atocha. Aquí las claves del próximo 22-M:

¿Por qué protestan?

"Será una manifestación unitaria de todas las expresiones de indignación. Están mezcladas todas las mareas en las columnas", explica Celestino Navarro, de Intersindical Solidaria de Valencia y uno de los coordinadores de la iniciativa, que comenzó a prepararse en verano. En su manifiesto, los colectivos adheridos han expresado su repulsa por los recortes sociales impulsados por el Gobierno de Mariano Rajoy. "Estamos sufriendo las políticas ejecutadas al dictado de la troika, consistentes en el robo de derechos y el empobrecimiento generalizado de la mayoría social", recoge el texto, que se refiere al "desmantelamiento" de la Sanidad, Educación y Dependencia, entre otros temas. "No ha habido ningún recorte a la hora de inyectar decenas de miles de millones de euros para salvar a los bancos y especuladores", sentencia el documento. En este, además, también se denuncian los desahucios, la reforma del aborto del ministro Gallardón y el alto nivel de paro.

¿Quiénes participan en las manifestaciones?

Detrás de estas Marchas de la dignidad, según los organizadores, se encuentran casi 150 colectivos adheridos solo en Madrid: Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Izquierda Unida, Democracia Real YA y el Sindicato Andaluz de Trabajadores, entre otros. "Pero no hay cabezas visibles. No hay ni comandantes, ni coroneles", recalca José Coy, un parado de 50 años. Miembro de Frente Cívico, con un hijo de 20 años, este hombre emprendió la marcha el pasado 9 de marzo desde Murcia. Este miércoles duerme en Fuentidueña del Tajo (Madrid): "Este movimiento es multicolor".

La columna de Murcia y la Comunidad Valenciana.
La columna de Murcia y la Comunidad Valenciana.

¿De dónde vienen?

En Atocha convergerán el sábado las seis columnas. Llegan a la capital procedentes de distintos extremos de España: la primera de Andalucía; la segunda de Extremadura; la tercera de Murcia y la Comunidad Valenciana; la cuarta de Cataluña, Aragón y Navarra; la quinta de La Rioja; y la sexta de Galicia, Asturias y Cantabria. La primera marcha comenzó el 20 de febrero y salió de Santiago de Compostela. Desde entonces, han ido saliendo el resto: la última, de Mérida, el 10 de Marzo.

¿Qué ocurrirá en Madrid el sábado?

La Delegación del Gobierno ha recibido 35 solicitudes de concentración para el sábado en toda la Comunidad relacionadas con esta protesta. Pero a las cinco de la tarde empezará la manifestación central de la jornada, que parte de Atocha —donde confluyen las columnas— en dirección a la plaza de Colón. Entre sus lemas: Derecho a una vivienda, Empleo digno o renta básica y No al pago de la deuda. Aparte de los participantes en estas seis marchas, que entrarán en Madrid por las seis autovías de acceso, los organizadores prevén el desembarco de más manifestantes el mismo sábado. Desde Galicia, por ejemplo, Manolo Camaño, del sindicato CUT, calcula que llegarán 2.000 personas: "En trenes especiales". Desde la columna de Murcia-Valencia, con más de 200 participantes, José Coy añade que se fletarán 40 autobuses en la capital valenciana el mismo sábado.

Sabemos que se habla de acampar después. Lo respetamos, pero no participaremos

Manolo Camaño, del sindicato CUT y uno de los coordinadores

¿Qué pasará tras el 22-M?

Para el 23 y 24 de marzo se contemplan más acciones. Aunque aún no se han concretado. Pero, a pese a ello, en la página web de Marchas de la dignidad, los organizadores explican que cuentan con un equipo jurídico de 30 abogados listos para acudir esas jornadas a "comisarías o juzgados". "Sabemos que se habla de una acampada posterior. Son iniciativas que nosotros respetamos, pero en las que no participaremos", afirma Camaño. "En los próximos días se avanzará el calendario de movilizaciones posteriores", apostilla Coy.

Más información