Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda halla vínculos entre los papeles de Bárcenas y las cuentas de su esposa

Un informe establece una relación “potencial” entre la contabilidad manuscrita del extesorero del PP y los ingresos de Rosalía Iglesias en Bankia

Rosalía Iglesias sale de la Audiencia Nacional el 27 de junio.
Rosalía Iglesias sale de la Audiencia Nacional el 27 de junio. efe

La investigación de los papeles de Luis Bárcenas –la contabilidad secreta del extesorero del PP- sigue dando frutos. La Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) ha remitido al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz un informe en el que pone de manifiesto una “indiciaria y potencial relación” entre las salidas en la contabilidad manuscrita de Bárcenas y los ingresos en la cuenta corriente de la esposa de este, Rosalía Iglesias, en Caja Madrid, actualmente Bankia. Estas coincidencias corresponden a los años 2004, 2005 y 2006.

Ruz ha puesto de manifiesto este hecho en una providencia –resolución judicial para asuntos de orden secundario- de apenas un párrafo y fechada el pasado 11 de marzo. En esta resolución, el magistrado da cuenta de la recepción del informe de la IGAE –organismo dependiente del Ministerio de Hacienda y dedicado al control de la gestión financiera del sector público estatal-. El documento ha sido remitido al magistrado a través de la Fiscalía Anticorrupción.

En la contabilidad secreta de Bárcenas se recogían entradas de dinero por valor de 7,5 millones de euros entre 1990 y 2008, procedentes en su mayor parte de empresarios del sector de la obra pública. Las salidas de fondos iban destinadas en su mayor parte a gastos ordinarios del partido y al pago de sobresueldos a la cúpula de la formación conservadora en aquellos años. Hasta el momento, no se había puesto de manifiesto que parte de esos ingresos en negro acabaran en manos de Bárcenas o su familia.

Rosalía Iglesias está imputada por delitos contra la Hacienda Pública, falsedad en documento mercantil, blanqueo de capitales y tentativa de estafa procesal en el caso Gürtel. Sobre la esposa de Bárcenas pesa una fianza de responsabilidad civil de seis millones de euros. El pasado 2 de julio, cinco días después de enviar a Bárcenas a prisión, el magistrado ordenó el bloqueo de tres cuentas del matrimonio en Bankia.

Bárcenas llegó a acumular 48,2 millones en dos entidades suizas, Lombard Odier y Dresdner Bank, a principios de enero de 2007, cuando las acciones de empresas del Ibex 35 que poseía alcanzaron su punto máximo de cotización. Ruz también pidió a Suiza el bloqueo del dinero que quede en esas cuentas, ya que, al salir a la luz el caso Gürtel y verse implicado en él, Bárcenas empezó a sacar el dinero de ellas y transferirlo a sociedades en Estados Unidos y Uruguay, entre otros países.

En septiembre de 2013 la mujer de Bárcenas fue embargada de todos sus bienes, entre ellos una vivienda en la urbanización 'La Garza' de Guadalmina, en Marbella (Málaga) y todos sus productos financieros, para que pudiera hacer frente a los seis millones de euros que podría tener que afrontar en un juicio en concepto de responsabilidad civil.

En enero pasado la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal accedió a desbloquear 300 euros al mes de las cuentas de Bárcenas, que habían sido bloqueadas en julio de 2013 en el marco del 'caso Gürtel', para que fueran destinados a la alimentación de Rosalía Iglesias y el hijo de ambos. El tribunal rechazaba, de esta forma, la petición de la defensa de la esposa del extesorero de acceder a 575 euros al mes para sufragar su bolsa de la compra, al considerar que esta cantidad era "notoriamente excesiva a la presente situación, abstracción hecha de cuál fuera el ritmo de vida anterior de la familia".

Un informe de la Agencia Tributaria entregado al juez Ruz en febrero pasado determinó que el matrimonio Bárcenas-Iglesias defraudó un total de 11,5 millones de euros entre los ejercicios 2000 y 2011. El informe, elaborado por la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), revelaba que el antiguo responsable de las finanzas populares y su esposa defraudaron 8,31 millones de euros en sus declaraciones sobre el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) entre 2000 y 2009, así como 3,11 millones por el Impuesto de Patrimonio entre el primer ejercicio investigado y 2007.

Más información