Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cañete, a la cabeza de un Gobierno quemado

Gallardón es el ministro peor valorado entre los votantes del PP

Cañete, a la cabeza de un Gobierno quemado Ampliar foto

Si Mariano Rajoy ha buscado en su Gobierno al candidato para las elecciones europeas habrá hecho bien si, como parece que anunciará en breve, se ha fijado en Miguel Arias Cañete. Y no porque el ministro de Agricultura y Medio Ambiente tenga una buena valoración entre los ciudadanos, pero sí porque es el de los que tiene la nota menos mala, dentro de un Gobierno quemado en el que todos suspenden y sobre el que no hay indicios de inminentes cambios importantes. De Cañete no se recuerdan escándalos ni decisiones polémicas y, por eso, entre los encuestados por Metroscopia está entre los que salen mejor parados, superado ligeramente por la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría y la titular de Fomento, Ana Pastor. Pero todos suspenden y con tendencia a ir a peor.

Los peor valorados son los tres con más polémicas acumuladas: José Ignacio Wert (Educación y Cultura); Alberto Ruiz-Gallardón (Justicia) y Cristóbal Montoro (Hacienda). El caso del ministro de Justicia es significativo porque con el aborto ha conseguido ser el objeto de la crítica de la oposición y de multitud de colectivos y, además, no logra congraciarse con los electores del PP, hasta el punto de ser ya el peor valorado entre sus votantes. Y se la juega en las europeas porque un mal resultado de su partido sería atribuido al empeño de Rajoy y Gallardón por restringir la normativa sobre el aborto. Su futuro está en juego. Algo parecido ocurre con el ministro del Interior, Jorge Fernández, aunque con notas menos extremas. Su gestión política de la tragedia de Ceuta y la muerte de 15 personas no ha mejorado su valoración entre los votantes del PP y ha pasado de tener una nota positiva a negativa, siendo el quinto peor valorado por los suyos. La valoración de Rajoy no es mejor que la de sus ministros aunque frecuentemente se esconda tras ellos: un 76% de los ciudadanos le desaprueba y un 42% de los votantes del PP le suspende.

Más información