Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CASO DE LAS HERRIKO TABERNAS

El fiscal rebaja la petición de penas para los cinco dirigentes históricos acusados

Se retira la acusación contra nueve de los 36 procesados en el el caso de las herriko tabernas

Reduce de 12 a cuatro años y medio de cárcel la petición para cinco dirigentes 'abertzales'

El macrojuicio encara su recta final con la exposición de las conclusiones definitivas

La fiscalía de la Audiencia Nacional ha reducido sensiblemente su petición de penas de cárcel para los procesados en el macrojuicio de las herriko tabernas sobre la supuesta financiación de ETA a través de estas entidades hostelero-político-culturales presentes en la mayoría de municipios del País Vasco y sobre la subordinación a la banda terrorista de las estructuras de la ilegalizada Batasuna. El representante del ministerio público, Vicente González Mota, ha comunicado al tribunal que retira la acusación de nueve de los 34 procesados y reduce de 12 años a 4 años y medio de cárcel su petición de pena por integración en organización terrorista contra los dirigentes históricos de la izquierda abertzale Joseba Álvarez, Rufi Etxeberria, Joseba Permach, Juan Cruz Aldasoro y Karmelo Landa.

El macroproceso sobre el llamado "frente institucional de ETA" se adentra en su recta final. Después de más de 40 sesiones que se iniciaron el pasado 16 de octubre, las partes presentan este jueves sus conclusiones definitivas y sus informes finales. El ministerio público rebaja estas peticiones iniciales al apreciar atenuantes de dilaciones indebidas (retrasos injustificados) en el procedimiento y para recoger la posición reciente del Tribunal Supremo, que en el caso de otros líderes abertzales como Arnaldo Otegi o Rafael Díez Usabiaga, rebajó la condena por integración a seis años de prisión en el caso Bateragune.

Los cinco dirigentes abertzales estaban considerados integrantes de la banda en grado de dirigente. El fiscal ha suprimido ahora esta acusación de liderazgo en sus conclusiones definitivas. En el caso de otros procesados, acusados inicialmente de pertenencia a ETA pero no como líderes se rebaja la petición de condena de diez años a dos años y medio. Respecto a los acusados de colaboración con la banda, la petición baja de ocho años a dos años y dos meses de prisión.

Además de los procesados penales, 110 dueños de las herrikos han sido citados a lo largo de la vista oral como responsables civiles en la causa, que se empezó a investigar en el año 2002. El fiscal ha levantado su petición de comiso contra cuatro de ellas.

Las acusaciones particulares han retirado la acusación contra dos de los nueve acusados eximidos por la fiscalía: Santiago Hernando y María Isabel Mandiola. Estos han podido abandonar el banquillo de los acusados a la espera de la sentencia.

"Un tribunal por primera vez va a pronunciarse sobre si los militantes de HB formaban parte del frente institucional", ha señalado el fiscal, que ha distinguido esta facción del llamado "frente de masas", integrado por Jarrai, Segi, Haika, Gestoras pro Amnistía y que ya tienen la consideración de organización terrorista por sentencia firme.

"Acusamos de ser de HB, que hizo una estrategia de complementación de la banda terrorista", ha dicho el fiscal, ante la protesta de algunos acusados, que han sido reconvenidos por el presidente del tribunal, Ángel Hurtado.