Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda abre una investigación sobre la cuenta de Granados

La Agencia Tributaria inicia un procedimiento de oficio para esclarecer la comunicación de las autoridades suizas - La cúpula del PP deja solo al antiguo número dos de Aguirre

La Agencia Tributaria ha abierto una investigación sobre la cuenta suiza atribuida al exdirigente popular Francisco Granados, que este jueves ha renunciado a todos sus cargos y anunciado que mañana entregará su acta de senador tras conocerse que tuvo un depósito de 1,5 millones de euros en el país helvético. Se trata, en realidad, de un procedimiento habitual, puesto que en estos casos  Hacienda actúa de oficio para esclarecer las circunstancias que llevan a las autoridades suizas a comunicar la existencia de una cuenta. Según lo publicado, el descubrimiento de los fondos se produjo en un rastreo rutinario del Ministerio de Justicia suizo, que se realiza para prevenir la entrada de dinero sucio procedente de la corrupción, el narcotráfico u otras actividades delictivas. A pesar de eso, el titular de ese departamento en España, Alberto Ruiz-Gallardón, no se quiso pronunciar sobre el depósito investigado.

Mientras tanto, el PP ha evitado una reacción de apoyo al desvincularse abiertamente de las explicaciones de Granados. La actuación de la dirección de los populares ha demostrado en los últimos años que cada vez que el partido se enfrenta a un escándalo interno, la cúpula recurre a dos tipos de reacciones públicas. Esto es, cerrar filas con el interesado o dejarle solo. Salvando las diferencias en el fondo de la cuestión, en el caso del ex número dos del PP madrileño ocurrió algo parecido al episodio del supuesto chantaje del exdiputado navarro Santiago Cervera.

En los pasillos del Congreso de los Diputados, ayer y hoy nadie ha querido poner la mano en el fuego por Granados. Los miembros del Gobierno extremaron las cautelas. El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró que no tiene ninguna información sobre la cuenta, y que el Gobierno y el ministerio no tienen acceso a ningún asunto que esté judicializado y que, por tanto, sea secreto. Otros ministros interpelados sobre esta cuestión, como Cristóbal Montoro o Miguel Arias Cañete, aseguraron no tener información sobre la cuenta atribuida al senador.

El senador y ex número dos del partido en la Comunidad de Madrid reconoció ayer que tuvo una cuenta en Suiza entre 1996 y 2000, pero negó tajantemente que durante los años dedicados a la actividad política mantuviera depósitos en el extranjero. Esta versión contrasta con el hecho deque la justicia helvética haya comunicado a las autoridades españolas la existencia de una cuenta bancaria a su nombre desde 1999, el mismo año en que Granados fue elegido alcalde de Valdemoro (Madrid). La reacción oficial del dirigente popular, antigua mano derecha de Esperanza Aguirre, se limitó a la negación, sin aportar pruebas, lo que hizo saltar alarmas en Génova, donde el partido aún se siente acorralado por las consecuencias del caso Bárcenas. El PP accedió a remitir un comunicado “a petición del senador del GPP”, aunque lo hizo sin el membrete del partido que suelen tener estas notas y como ocurrió, por ejemplo, en julio 2009 tras la imputación del extesorero.