Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior reclama más dinero de la UE contra la inmigración irregular

España recibirá el próximo sexenio 527 millones de Bruselas para el control de fronteras

El ministro del Interior durante su intervención en el pleno del Senado. Ampliar foto
El ministro del Interior durante su intervención en el pleno del Senado. EFE

"Todas las medidas que el Gobierno estima necesarias para reforzar las actuaciones e iniciativas encaminadas a la lucha contra la inmigración irregular precisan de un mayor respaldo económico", asegura el Ministerio del Interior en una nota oficial difundida hoy. De esta afirmación se deduce que el departamento que dirige Jorge Fernández considera insuficientes los casi 527 millones de euros de fondos europeos que recibirá en el próximo sexenio para el reforzamiento de las fronteras.

Según Interior, España ha expresado reiteradamente en todas sus intervenciones en el Consejo de Ministros de Justicia e Interior "la necesidad de que los países que sufren una mayor presión migratoria y que asumen mayores responsabilidades" cuenten "con la solidaridad real, política y económica del conjunto de la UE".

Interior recuerda que fue precisamente España el país que promovió la modificación de los reglamentos comunitarios reguladores del Marco Financiero Plurianual 2014-2020 para incluir expresamente la posibilidad de financiar con fondos de la UE, incluso los programas nacionales de lucha contra la inmigración irregular en terceros países.

España recibirá del Marco Financiero Plurianual 2014-20 cerca de 527 millones de euros de la Unión Europea para el control de fronteras, la lucha contra la inmigración irregular y la financiación de proyectos y actividades de seguridad. "Pese a esta asignación", recalca Interior, "todas las medidas que el Gobierno estima necesarias para reforzar las actuaciones e iniciativas encaminadas a la lucha contra la inmigración irregular precisan de un mayor respaldo económico".

El Ejecutivo español considera la inmigración irregular como "un asunto que compete a todos los miembros de la UE",  por lo que el pasado 5 de julio de 2013 planteó en la Comisión Europea una serie de peticiones de financiación para un conjunto de medidas contra la inmigración irregular.