Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa exculpa al juez militar que cargó contra la Constitución

El teniente coronel Ayuso pide el pase a la reserva tras ser exonerado

Ayuso (segundo por la izquierda) conversa con Sixto de Borbón, que se pretende rey legítimo de España. Ampliar foto
Ayuso (segundo por la izquierda) conversa con Sixto de Borbón, que se pretende rey legítimo de España.

Si no es un apaño, lo parece. El Ministerio de Defensa ha exculpado de cualquier responsabilidad disciplinaria al juez militar Miguel Ayuso, que en los últimos años ha realizado numerosas declaraciones públicas de menosprecio a la Constitución y al sistema democrático. El militar ultra, por su parte, ha colgado el uniforme y ha pedido la baja voluntaria del Ejército.

El presidente del Tribunal Militar Central, competente para sancionar disciplinariamente a los jueces militares, ha considerado que afirmar que la Constitución tiene un “origen bastardo y espurio”, que la Guerra Civil fue “una verdadera cruzada” o que los miembros de las Fuerzas Armadas están sometidos a “la arbitrariedad y el amiguismo” no es merecedor de una sanción por falta grave. Y ello a pesar de que el código castrense castiga con hasta dos meses de arresto al militar que emita o tolere “expresiones contrarias” a la Constitución o muestre “actitud de menosprecio” hacia la misma. El presidente del tribunal ni siquiera ha valorado la posibilidad de que su subordinado haya incurrido en una falta disciplinaria leve, con el argumento de que estaría ya prescrita.

La conclusión del expediente disciplinario deja inmaculada la hoja de servicios de Ayuso y le permitiría ascender a coronel, una promoción para la que ya estaba clasificado. Sin embargo, el propio juez ha librado a Defensa de la tarea de buscar destino en la cúpula de la jurisdicción castrense a un militar que ni siquiera reconoce la legitimidad del Rey, pues está alineado con la rama más reaccionaria del carlismo, la de Sixto de Borbón.

El pasado lunes, el Boletín Oificial de Defensa (BOD) publicó el pase a la reserva, con carácter voluntario, del polémico juez, que deja el servicio activo. Se trata de una salida inesperada a la patata caliente con la que se encontró el ministro Pedro Morenés el pasado 23 de septiembre, cuando EL PAÍS publicó que el juez llevaba años realizando declaraciones de carácter ultra —especialmente, aunque no solo, en la tertulias de la cadena de televisión Intereconomía— sin que sus superiores se diesen por aludidos. Lejos de eso, había sido clasificado para ascender a coronel, después de que la lista inicial, que frustraba su posible promoción, fuese enmendada.

Pero el pase de Ayuso a la reserva requería que se diesen dos condiciones. La primera, que no estuviese sujeto a un expediente disciplinario; lo que se cumplió con su exoneración. La segunda, que existiese un cupo de plazas para su cuerpo y empleo. En la orden ministerial del 21 de octubre pasado no figuraba ninguna plaza para el cuerpo jurídico, pero Defensa aprobó una nueva orden el pasado 20 de enero e incluyó seis plazas para jueces militares. Ayuso ha sido el único en solicitarlas. Aunque fuera ya del Ejército, conseguirá su ascenso a coronel en 2015, en aplicación de la Ley de la Carrera Militar.

Un portavoz de Defensa rehusó comentar la decisión del presidente del Tribunal Militar Central, asegurando que este ha obrado autónomamente en uso de sus competencias, y negó cualquier apaño para exculpar a Ayuso a cambio de su marcha voluntaria de las Fuerzas Armadas.