Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil difunde un vídeo para defenderse de la muerte de 14 inmigrantes

Las imágenes muestran a varios subsaharianos lanzando piedras contra la verja fronteriza

El documento gráfico no contiene la intervención de los agentes en la playa de Tarajal

El vídeo difundido por la Guardia Civil para defenderse de las críticas, donde se observa a inmigrantes lanzando piedras.

La Guardia Civil ha difundido este lunes un vídeo para defenderse de las críticas de las ONG tras la muerte de, al menos, 14 inmigrantes en el paso fronterizo entre Ceuta y Marruecos el pasado jueves. Publicadas poco después de que la Fiscalía de la ciudad autónoma abriera una investigación sobre la tragedia, en las imágenes se aprecian decenas de personas bajando a la carrera por el monte Dar Kuiba hacia las vallas y, posteriormente, a varias lanzando piedras. El vídeo no incluye el momento en el que los subsaharianos se lanzaron al agua e intentaron alcanzar a nado la playa de Tarajal; cuando, según sus testimonios, los agentes les dispararon bolas de goma y gas lacrimógeno

Con este documento gráfico, editado e incluido en la web del instituto armado, la Benemérita insiste en la tesis mantenida por las autoridades españolas, que han defendido siempre la actuación de los agentes y han subrayado la violencia empleada por los inmigrantes. De hecho, este mismo lunes, el director de la Benemérita, Arsenio Fernández de Mesa, ha vuelto a insistir en esa misma idea y ha calificado de "impecable" la actuación de los guardias civiles para repeler el intento de entrada en España.

Antes, el mismo día del incidente, el delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González, ya recalcó entonces la "inusitada agresividad" de los subsaharianos y explicó que solo se había utilizado material antidisturbios de forma "disuasoria". Una versión distinta de la de los inmigrantes que viven ocultos en los montes marroquíes que bordean Ceuta. Estos coinciden en que los guardias civiles les dispararon pelotas de goma al cuerpo y les lanzaron gases lacrimógenos cuando se encontraban en el agua.

En referencia al vídeo publicado este lunes —con una duración total de 3 minutos y 11 segundos—, el instituto armado ha destacado que contiene todas las imágenes disponibles, grabadas el pasado jueves por las cámaras instaladas en la valla fronteriza. "La Guardia Civil tiene todo el apoyo del Gobierno ceutí porque hace un trabajo magnífico. No sé por qué se le acusa, cuando realizó su trabajo de manera eficaz y cumpliendo con todos los parámetros legales", ha expuesto también la portavoz del Ejecutivo de la ciudad autónoma, Yolanda Bel, que definió como "adecuada y proporcionada a las circunstancias" la intervención policial.

El director del instituto armado califica de "impecable" la actuación de los guardias civiles en la frontera ceutí

Pero es que la primera versión sobre el incidente ofrecida por la delegación del Gobierno se ha puesto en duda tras la difusión de varios vídeos grabados desde Ceuta. Las autoridades españolas insistieron el jueves en que ningún subsahariano logró traspasar la frontera y se aseguró que no se habían producido devoluciones de inmigrantes que hubieran llegado a pisar suelo ceutí. Pero, en las imágenes publicadas posteriormente, se observa como un mínimo de ocho personas alcanzó la playa de Tarajal y como la Guardia Civil los entrega a los policías marroquíes.

Por ello, el secretario general del PSOE de Ceuta, José Antonio Carracao, ha anunciado que pedirá formalmente el cese de Francisco Antonio González si este no explica por qué dijo que "ningún inmigrante" había conseguido acceder a territorio español.

"No es una deportación ilegal"

En relación a un vídeo difundido por la ONG melillense Prodein, donde se denunciaba una devolución ilegal de inmigrantes a Marruecos, el instituto armado ha asegurado este lunes que esas imágenes son del rescate de "dos nadadores" marroquíes en aguas de ese país cuando trataban de llegar a España. "Los agentes comprobaron que se encontraban en perfecto estado de salud, por lo que se les condujo al punto más cercano de tierra marroquí para que se hicieran cargo de ellos las autoridades de dicho país", ha aseverado en un comunicado el instituto armado, que ha insistido en que no se trata de una "deportación ilegal" porque "en ningún momento estuvieron en aguas españolas".

Más información