Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo partido de Ortega Lara propone desmantelar el modelo autonómico

La víctima de ETA critica al Gobierno: "Han puesto la alfombra roja" a los terroristas

Vox pretende presentarse a las elecciones europeas y arañar votos al PP aun sin "dañar" al partido

José Antonio Ortega Lara, a la derecha, y Santiago Abascal. Ampliar foto
José Antonio Ortega Lara, a la derecha, y Santiago Abascal. EFE

Defienden un solo Gobierno y un solo Parlamento, el desmantelamiento del Estado de las autonomías, la supresión del Tribunal Constitucional y un compromiso con la unidad de España que, en su opinión, el Partido Popular ha perdido. Los promotores del partido Vox, entre ellos, la víctima de ETA José Antonio Ortega Lara, el exparlamentario vasco y presidente de la Fundación Denaes Santiago Abascal o el filósofo y excolaborador de Aznar José Luis González de Quirós, han presentado este jueves su proyecto político en Madrid lanzando duras críticas al Gobierno de Mariano Rajoy y a su hoja de ruta en materia antiterrorista.

Buscan los votos de los simpatizantes del PP decepcionados, pero los impulsores de la formación, que pretende presentarse a las elecciones europeas de mayo, aseguran que no persiguen dañar al partido mayoritario. Aun así, rechazan de plano la postura de la dirección nacional con respecto a la estrategia a seguir contra ETA. El exfuncionario de Prisiones Ortega Lara, que permaneció secuestrado por la banda durante casi dos años, ha afirmado que el Ejecutivo del PP se ha alejado de sus “postulados” y ha seguido el camino emprendido por José Luis Rodríguez Zapatero. “Los unos [el Gobierno del PSOE] les marcaron el camino y los otros les han puesto la alfombra roja para que desfilen por ella como estrellas del celuloide”, ha afirmado

Los impulsores de la organización han criticado el modelo “partitocrático” que, en su opinión, rige la vida política, han arremetido contra la “corrupción moral y política” y quieren presentarse como una alternativa al “centro-derecha” tradicional. Abascal, exidirigente popular muy próximo a Esperanza Aguirre y que abandonó la militancia en el PP el pasado 25 de noviembre, asegura que la nueva formación “no es la escisión de nada ni una iniciativa creada para atacar a nadie”. En cualquier caso, los fundadores han dejado bien claro que sería bienvenido otro miembro del PP muy crítico con María Dolores de Cospedal y la dirección: el vicepresidente del Parlamento europeo, Alejo Vidal-Quadras.

En una presentación en la que han participado también el exministro Ignacio Camuñas y la traductora Cristina Seguí, los promotores de Vox han esbozado también el ideario del nuevo partido, que se opone sin matices a la interrupción voluntaria del embarazo, defiende la monarquía, apuesta por una economía liberal y manifiesta su proximidad a UPyD y Ciudadanos en relación con su propuesta de modelo de Estado.

Un sistema que, en palabras de Quirós, es “un auténtico disparate” y que lleva a “desigualdades ridículas”. Abascal ha mantenido a este propósito que el Estado que defiende su nueva formación debe ser “cohesionado, sencillo y austero”. Sin ofrecer más detalles, ha reconocido que debería “integrar la rica diversidad de España”. Aun así, con “un solo Gobierno, un solo Parlamento y un solo Tribunal Supremo” como máximo órgano responsable también de cuestiones constitucionales.