Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE sopesa que Valenciano se presente a las elecciones europeas

Rubalcaba ultima aún los detalles de la lista, que será aprobada en marzo en un comité federal

Elena Valenciano, vicesecretaria general del PSOE.
Elena Valenciano, vicesecretaria general del PSOE.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, no ha decidido aún sobre la candidatura para las elecciones europeas, pero dirigentes del partido dan por hecho que en esa lista estará la número dos del partido, Elena Valenciano. El líder socialista busca una lista potente para esas elecciones, por entender que pueden ser el inicio del ciclo favorable del PSOE de cara a las autonómicas y municipales y las generales de 2015. Tendrán también repercusión en el calendario de primarias internas posteriores, porque una victoria electoral del PSOE en las europeas le permitiría afrontarlas de forma menos dramática.

La candidatura será aprobada en marzo en un comité federal, pero Rubalcaba espera cerrar antes la decisión. Fuentes próximas al secretario general del PSOE insisten en que aún no ha decidido, entre otras cosas, porque la candidatura de Valenciano tiene evidentes contraindicaciones, tales como que sea entendida como una especie de huida de su equipo, en vísperas de las primarias.

La idea que se sopesa es que Valenciano mantenga su cargo de vicesecretaria del PSOE. Para eso no tendría que ir necesariamente de cabeza de lista, sino formando tándem con otro candidato, como por ejemplo Juan Fernando López Aguilar, que encabezó el cartel electoral en 2009. Valenciano ya fue parlamentaria europea y podría contraponer su discurso al del candidato del PP, que previsiblemente será Miguel Arias Cañete, actual ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

La estrategia del Gobierno y el PP ha favorecido la candidatura de Valenciano, al situar en el primer plano de la agenda política los derechos civiles y, especialmente, la reforma de la ley del aborto. La encuesta de Metroscopia para EL PAÍS publicada ayer muestra que la decisión de Rajoy de situar este asunto en primer plano lastra las posibilidades políticas del PP.

Los socialistas de Portugal y Francia presentan altos cargos del partido

El proyecto de ley del aborto seguirá en el centro de la polémica en mayo y, aunque el PSOE no base su campaña solo en este asunto, la candidatura de Valenciano facilitaría este discurso, diferenciado del PP y movilizando al electorado de izquierdas.

Otro argumento que baraja Rubalcaba es el del ejemplo de otros partidos socialistas europeos, como el francés y el portugués, que han decidido ya tienen en estudio presentar como cartel electoral a destacados dirigentes.

El Consejo Federal del próximo sábado establecerá la fecha de las elecciones primarias

Antes de ese comité federal de marzo, Rubalcaba tendrá que afrontar otro el próximo sábado, en el que se establecerá el calendario de 2014, especialmente, en relación a las primarias internas para las autonómicas y municipales y para las generales. El objetivo es armonizar intereses contrapuestos de dirigentes y barones autonómicos y tampoco es posible hacer un calendario de primarias permanentes. La idea es hacer primero las autonómicas y municipales y luego las generales. Así, estas últimas pueden demorarse hasta octubre o noviembre.

Algunos barones, como el valenciano Ximo Puig, presionan para que sus primarias sean cuanto antes, mientras que otros como el castellanomanchego Emiliano García Page, tienen menos prisa.

Esa programación podría verse afectada por varios factores. El resultado de las elecciones europeas puede ser determinante. O la previsible convocatoria en noviembre de elecciones autonómicas en Cataluña.

Primarias a una vuelta y debates entre aspirantes

El responsable de Organización del PSOE, Óscar López, prepara en estos días un reglamento de primarias que será aprobado en el Comité Federal del próximo sábado. En principio, la dirección socialista se inclina por primarias a una sola vuelta, tras rebajar el número de avales para ser candidato, abiertas a simpatizantes que se inscribirían con el pago de una cantidad simbólica y con debates públicos.

Según la propuesta de Ferraz, “para ser candidato será necesario recabar un mínimo del 5% y un máximo del 10% de avales del censo formado por los militantes del PSOE y del PSC”.

La dirección socialista pretende así facilitar que se presenten candidaturas, reduciendo a la mitad los avales requeridos en el reglamento actual y al establecer un tope para evitar la acumulación de avales en un aspirante, que dificulte otras candidaturas.

La conclusión sería la de establecer una sola vuelta al considerar la recogida de avales como un primer filtro. La autoridad electoral del proceso recaerá en una Comisión de Garantías Electoral, que estará formada por 11 miembros, de los que 5 serán elegidos por la Comisión Ejecutiva Federal y los otros 6 por el Comité Federal. Todos tendrán fijadas incompatibilidades para así garantizar su imparcialidad.

Según el reglamento, “una vez proclamadas las candidaturas (si hay más de una), el PSOE abrirá un periodo mínimo de un mes para que los ciudadanos se inscriban para participar en la votación. Será necesario firmar un compromiso con los principios del PSOE y el pago de una cantidad simbólica”. Este dinero será destinado por la organización a la financiación del propio proceso, en el que podrán inscribirse los mayores de 16 años.

El texto añade que “se promoverá la celebración de debates entre los candidatos garantizando la igualdad de oportunidades”. Hasta ahora nunca se han celebrado debates entre aspirantes.

Más información