Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE ve injustificada la intensidad de los controles a personas de riesgo en el Peñón

La Comisión insiste en que las inspecciones son legales pero pide rebajar su intensidad

La Comisión Europea considera que España debería rebajar la intensidad de los controles aleatorios en la frontera de Gibraltar de personas con "perfiles de riesgo" de estar contrabandeando tabaco, porque tal y como se hacen ahora, y a tenor de "los resultados obtenidos, esa presión o intensidad "no se justifica". La carta que la Comisión Europea mandó a España tras la visita de sus inspectores a la Verja el pasado 25 de septiembre (que el Gobierno de Rajoy no divulgó) pone solo ese pero a los controles, ya que afirma que estos no constituyen "una infracción de las disposiciones pertinentes del Derecho Comunitario",. Además, subraya que el tráfico de tabaco de matute entre la colonia y España "está aumentando".

La carta, a la que ahora ha tenido acceso EL PAÍS, subraya la dificultad para el control de esa frontera, "un reto considerable habida cuenta del alto volumen de tráfico concentrado en un espacio relativamente cerrado [unas 35.000 personas entran y salen a diario además de 10.000 vehículos] y del aumento de la introducción en España de cigarrillos de contrabando".

La misiva apela a la buena voluntad de españoles y británicos, y recomienda medidas prácticas para agilizar el tránsito fronterizo. Por ejemplo, pide que se acabe con "el embudo" que supone la reducción de carriles de carretera al entrar en España, así como crear una especie de pasillo verde para quienes no tienen bienes que declarar.

Los inspectores consideran que debe avanzarse en "optimizar la determinación de perfiles de riesgo". Lo dice tras constatar que los controles en profundidad del equipaje y los vehículos de pasajeros los ejecutan los agentes españoles "en función de un análisis de riesgos". Y ahí los visitadores consideraron que había "un claro margen de mejora al respecto, definiendo mejor en qué casos conviene realizar un control en profundidad, afinando mejor los perfiles de riesgo, en lugar de realizar cuantos controles aleatorios puedan realizarse con los recursos disponibles". El definir quién es o no es de riesgo "debería ser proporcionado".

Es entonces cuando la Comisión da el toque de advertencia a España: "Las autoridades españolas han comunicado que las aduanas españolas realizan controles aleatorios a la salida de España. No obstante, las respuestas facilitadas por las autoridades españoles sobre las razones, así como los resultados obtenidos, indican que la intensidad de esos controles no se justifica y, por tanto, que podría reducirse, lo que contribuiría a mejorar el flujo de viajeros de España a Gibraltar".

Los inspectores, además, regañan por igual a las autoridades de Madrid y Londres por no intercambiar datos sobre el contrabando de tabaco, por lo que las anima a una mayor colaboración.

Más información