Montoro cita ya a las autonomías para ordenar impuestos y ceder Patrimonio

Hacienda convoca este mes un Consejo de Política Fiscal y Financiera

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.JUAN MEDINA (REUTERS)

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ultima la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) —el cónclave de interlocución entre los consejeros regionales de Hacienda y el Gobierno— para negociar la cesión del impuesto de Patrimonio y tratar de definir mejor el mecanismo para compartir el impuesto sobre depósitos bancarios. La reunión se celebrará probablemente la semana antes de Navidad. El ministro está preocupado por la marcha del déficit de las comunidades autónomas y quiere darles un toque de atención antes del cierre del año para que traten de contener los gastos de última hora.

Montoro ya les ha echado una mano con el impuesto sobre el Patrimonio. Este tributo es de carácter estatal, pero lo gestionan y recaudan las comunidades. Aunque tienen que devolver la cantidad ingresada a Hacienda dos años después, cuando se cierra el sistema de financiación. Este año las comunidades tendrían que haber reintegrado lo recaudado en 2011, pero Hacienda les permite quedarse con este dinero. Hacienda debe decidir si esta medida es temporal o permanente. Para hacerlo oficial debe cambiar la normativa del impuesto. Esta es una de las cuestiones que se tratarán en el Consejo de Política Fiscal. La Comunidad de Madrid, la única que no grava este tributo, se queja por lo que considera trato de favor al resto de comunidades.

Hacienda convoca este mes un Consejo de Política Fiscal y Financiera. Se celebrará la semana antes de Navidad

Otro de los asuntos que se tratarán en la reunión entre Montoro y los consejeros regionales de Hacienda es cómo trasladar el impuesto sobre depósitos bancarios a las comunidades. Actualmente este tributo está regulado por el Estado. El Gobierno aprobó el impuesto el año pasado con un tipo de gravamen cero para anular el que habían implantado Extremadura, Andalucía y Canarias. Además, impidió a Cataluña y Asturias ponerlo en marcha.

Pero una sentencia judicial considera que este tributo tiene carácter regional. Por lo que el Gobierno estudia las opciones para traspasarlo a las comunidades. Cataluña, Asturias y la Comunidad Valenciana —que lo ha aprobado en contra del criterio de Hacienda— son las comunidades que más han reclamado al Ejecutivo que les traspase este impuesto. Montoro pretende acotar el tipo de gravamen para limitar el impacto de este tributo hasta unos 200 millones, lejos de los más de 2.000 millones que esperaban ingresar todas las autonomías.

Los consejeros de Hacienda también pondrán sobre la mesa sus reivindicaciones sobre el sistema de financiación. El ministro de Hacienda anunció que se crearía un grupo dentro del Consejo de Política Fiscal para iniciar los trabajos técnicos del próximo modelo. Pero Montoro aplazó hasta finales del próximo año su aprobación. Los responsables autonómicos, sin embargo, han comenzado a organizarse para presionar a Hacienda.

Los consejeros están molestos porque el año próximo contarán con 2.288 millones menos que este. El Gobierno ha reducido la cantidad que transferirá a las autonomías por el sistema de financiación el próximo año debido a la pausada marcha de la economía.

El ministro también planea llevar al Consejo de Política Fiscal la aplicación de la CORA (la propuesta de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas). Las recomendaciones planteadas en este documento, impulsado por la vicepresidenta del Gobierno y el ministro de Hacienda, han despertado suspicacias entre las comunidades, sobre todo en Cataluña. Consideran que supone una intromisión en sus competencias y se niegan a asumir varias recomendaciones. El documento propone eliminar duplicidades y ordenar competencias. Entre las propuestas está suprimir los Defensores del Pueblo, Tribunales de Cuentas o servicios de meteorología autonómicos.

Pero el ministro se guarda un as bajo la manga. Varias de las comunidades que se oponen están sujetas al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que conlleva duras exigencias presupuestarias y la tutela de Hacienda. El ministro duda de que Cataluña, Andalucía, Valencia y Murcia puedan cumplir el objetivo. Por lo que les apretará las tuercas. A pesar de ello, se espera que el CPFF sea tranquilo ante las cesiones de impuestos de Hacienda.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50