el órdago soberanista

Rajoy y Cameron coordinan la respuesta al independentismo de Cataluña y Escocia

Los primeros ministros advierten de que la secesión supone la salida de la UE

Los primeros ministros del Reino Unido y España, David Cameron y Mariano Rajoy, han decidido hoy coordinarse en su respuesta a las aspiraciones independentistas de Escocia y Cataluña. Aunque los Gobiernos de Londres y Madrid han afrontado de manera muy diferente este reto –el primero ha aceptado la celebración de un referéndum, que el segundo rechaza de plano—Rajoy y Cameron se han puesto de acuerdo en la necesidad de explicar a los ciudadanos las consecuencias que tendría una secesión.

Más información

En una breve charla al inicio de la cumbre entre la UE y sus vecinos del Este celebrada en Vilna (Lituania), ambos han coincidido en que la independencia de Escocia o Cataluña supondría su exclusión automática de la UE, respecto a la que se convertirían en un Estado tercero, con todas las consecuencias que de ello se derivan (salida del mercado único, fin de la libre circulación de ciudadanos, pérdida de la financiación del Banco Central Europeo, etc.).

“Es muy importante que a la opinión pública se le diga la verdad. Cuando alguien plantea algo, tiene la obligación de explicar a la gente las consecuencias de sus decisiones. Es lo único que pido y es bastante razonable”, ha subrayado Rajoy en rueda de prensa. No es la primera vez que el jefe del Gobierno advierte que Cataluña saldría de la UE si se consumara el proyecto independentista –lo hizo la última vez el pasado miércoles, en una comparecencia conjunta con el presidente francés, François Hollande--, lo novedoso es que busque la complicidad británica. Rajoy y Cameron saben que los independentistas catalanes y escoceses miran de reojo la marcha de sus respectivos procesos y que cualquier titubeo de uno de los dos gobiernos perjudica al otro.

Rajoy no ha querido entrar en polémica con el presidente catalán, Artur Mas, quien le ha acusado de intoxicar sobre las consecuencias de la separación –“no voy a montar un circo”, ha dicho en conversación informal con los periodistas—, pero ha puesto en valor el respaldo financiero que el Estado está prestando a la Generalitat para que pague a sus proveedores y atienda sus obligaciones, incluidos los llamados bonos patrióticos, que ofrecían un interés superior al 7%. “El objetivo es que pueda volver cuanto antes a los mercados financieros, porque ahora los tiene cerrados”, ha subrayado.

El presidente ha sugerido que su comunicación con Mas no se ha roto, pero sí se ha espaciado (“hablo con él, aunque últimamente menos”), debido al desafío independentista (“hay que llevarlo con habilidad, aunque no es fácil”). Lo que ha dejado claro es que no hará nada que vaya contra la Constitución: “No voy a pasar a la historia por ser el presidente que hizo lo que no debía hacer”.

En su conversación con Cameron, este le planteó también el último incidente en torno a Gibraltar: la supuesta violación de una valija diplomática por parte de agentes de la Guardia Civil. Tras haber negado que la valija gozara de inmunidad diplomática (procedía de la Oficina del gobernador del Peñón), Exteriores pactó el martes con el Foreing Office medidas para que hechos como este no vuelvan a repetirse. “El incidente ha quedado resuelto”, ha zanjado Rajoy.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50