Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba asegura que “el PSOE ha vuelto” y pide a los suyos salir a la calle

El líder socialista cierra la Conferencia Política señalando la distancia ideológica con la derecha

El auditorio dedica una ovación al líder del PSC, cerrando la puerta a la ruptura en Cataluña

El PP y el PSOE "no son lo mismo". Y, si alguna vez lo fueron porque el PSOE abandonó su espacio político natural, eso se va a acabar porque "el PSOE ha vuelto”. Con esos dos mensajes ha cerrado el secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, la Conferencia Política que el partido ha celebrado este fin de semana en Madrid y en el que, según Rubalcaba, los socialistas han querido dejar claro a los ciudadanos algo que podía estar desdibujado: “Qué defendemos y con qué causas nos alineamos. Con qué estamos y con qué no estamos”.

De su futuro político, de si se presentará o no a las primarias para elegir al próximo candidato electoral, no ha dicho nada ni ha deslizado ninguna pista. Era lo previsto, porque el PSOE había insistido en que en estos dos días solo se hablaría de ideas y proyecto. Un comité federal en diciembre o enero cerrará el calendario de primarias y abrirá previsiblemente el desfile de precandidatos. El PSOE ha vuelto, según Rubalcaba, y en los próximos meses se verá si él se queda o se va.

El secretario general, que ha llegado al auditorio del Palacio Municipal de Congresos de Madrid flanqueado por los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, ha recordado la “severa” derrota de 2011 y ha dicho que después de aquello el PSOE se dio cuenta de que tenía “mucho que cambiar, muchas cosas que repensar”. “Por eso me presenté a la secretaría general”, ha afirmado, subrayando así que fue él quien encarnó el cambio. Su rival en aquel congreso de 2012, Carme Chacón, había sostenido estos días que el cónclave eligió “continuidad frente a cambio”. Según Rubalcaba, desde entonces el PSOE se ha centrado en acometer un “reformismo radical” y cambiar su proyecto de arriba abajo para construir una alternativa al “Gobierno insensible” del PP y “reconstruir lo que la derecha está destruyendo”. “Nos estamos jugando el bienestar”, ha advertido.

Como hizo la víspera la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, el secretario general ha pedido a los socialistas a estar en la calle con la gente que se manifiesta en “mareas y plataformas”. “Hay que estar ahí, hay que estar con ellos. Esa gente está defendiendo lo que nosotros pusimos en marcha. Hay que estar ahí para decirles que no somos iguales [que el PP]. Hay que estar, sin autocomplacencia pero con orgullo. ¡No somos iguales!”, ha clamado, con una de las frases que ha puesto en pie al auditorio. Solo ha recibido más aplausos cuando, de nuevo, ha anunciado que el PSOE “denunciará el concordato con la Santa Sede”. “Desde la oposición lo denunciaremos, cuando estemos en el Gobierno lo derogaremos”, ha precisado.

Rubalcaba ha recordado que la Conferencia Política ha aprobado un documento lleno de medidas nuevas que el PSOE no había asumido hasta ahora, fundamentalmente una reforma fiscal en profundidad para que “paguen quienes realmente tienen”. Aunque ha subrayado que ese documento no es “un programa electoral”, sino “líneas maestras” de la actuación de los socialistas para los próximos años.

Uno de los momentos más inesperados ha llegado cuando Rubalcaba ha hablado del conflicto territorial y la situación en Cataluña. “Unidad y diversidad. Las dos forman parte de nuestra historia y así tenemos que reconstruir la relación territorial. Tenemos la voluntad de seguir viviendo juntos. Sobre el respeto mutuo y el afecto mutuo”, ha dicho el secretario general. Entonces se ha dirigido a Pere Navarro, primer secretario del PSC, y le ha dicho: “Lo vamos a hacer con vosotros, Pere. Trabajando juntos”. Descartando así, como ya hizo ayer la andaluza Susana Díaz, la ruptura entre PSOE y PSC que reclama un sector del partido de Rubalcaba. El auditorio se ha puesto en pie y le ha dedicado a Navarro una ovación larguísima que le ha hecho levantarse a dar las gracias. Más tarde, en los pasillos, al dirigente catalán se le saltaban las lágrimas mientras contaba a los periodistas la “gran importancia” de ese momento para el PSC. Los socialistas catalanes defienden desde hace un año el “derecho a decidir” de Cataluña, que el PSOE rechaza de plano porque supone cuestionar la soberanía del conjunto del pueblo español que recoge la Constitución.

Rubalcaba ha cerrado su discurso y la conferencia con la misma arenga a los suyos con la que había empezado: "Salimos de aquí fuertes, unidos, con ideas claras. ¡El PSOE ha vuelto!"

Más información