Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido descarta de plano la ruptura con el PSC en Cataluña

“Estamos con vosotros, os necesitamos”, dice Díaz a los socialistas catalanes

Ampliar foto
Susana Díaz conversa con José Antonio Griñán.

Cataluña, el debate territorial y la salida federalista que propone el PSOE estaban fuera del orden del día de la Conferencia Política. Se habló, sin embargo, en los discursos de inauguración, y fue para dejar sentado que el PSOE no piensa romper con el PSC, el partido que lo representa en Cataluña. El PSC es contrario a la independencia, pero desde hace un año defiende algo que el PSOE rechaza de plano: el “derecho a decidir”, o derecho de autodeterminación de los catalanes. De entonces a esta parte, y sobre todo en los últimos meses —cuando la discrepancia entre los dos partidos llegó al punto de provocar dos votaciones separadas en el grupo parlamentario socialista, que ambos integran—, un sector del PSOE ha reclamado la ruptura con los socialistas catalanes por su deriva soberanista. Ayer, ese sector del PSOE recibió un rotundo “no”: de la dirección federal y también de una de las dirigentes que con más claridad ha defendido la “unidad de España” y el respeto a la Constitución: la presidenta de Andalucía, Susana Díaz.

A primera hora de la mañana, antes de que arrancaran los debates de la conferencia, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, desayunó en el mismo Palacio Municipal de Congresos de Madrid con el primer secretario del PSC, Pere Navarro, el presidente de Asturias, Javier Fernández (otro firme defensor de la soberanía del pueblo español frente al “derecho a decidir”), y la propia Susana Díaz. Después de ese desayuno, que el servicio de prensa del PSOE publicitó, comenzaron los discursos. El primero fue el de Díaz. Sobre ella estaban puestos todos los ojos. Hace unas semanas había señalado la culpa del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero en la crisis territorial por alentar acríticamente el Estatuto de Cataluña en 2006. Y la semana pasada fue también Díaz uno de los dirigentes que se movilizó para lograr que el PSOE apoyara en el Congreso una resolución de UPyD que reivindicaba la soberanía del pueblo español. Ayer Susana Díaz volvió a hablar de España y la Constitución, pero al mismo tiempo garantizó su respaldo al PSC.

La presidenta de Andalucía mandó todo su “cariño”, “comprensión” y “apoyo desde la discrepancia” a Pere Navarro, que la escuchaba en primera fila. “Estamos con vosotros, sois fundamentales, os necesitamos en el proyecto socialista”, le dijo entre aplausos, descartando así la ruptura. Acto seguido, hizo una defensa cerrada de la unidad de España y pidió que el PSOE aparque las ambigüedades: “Tenemos un proyecto común y ese proyecto se llama España. Ahí tenemos que estar todos los socialistas, todos. Nadie puede echarnos de la defensa de la Constitución. Que los ciudadanos no se desconcierten, que cuando nos miren sepan que hay un partido que defiende a España y su unidad, porque nosotros no nos podemos permitir que el PSOE cree desconcierto e inseguridad en los ciudadanos”, afirmó entre más aplausos. El PSC recibió el discurso con satisfacción, y Navarro respondió más tarde: “La mano tendida es mutua”.

También Elena Valenciano, número dos del PSOE, abogó por “tender puentes” en lugar de “construir muros”, y dijo que su partido “no va a ignorar las singularidades de esta España tan compleja”, aunque subrayó que “los socialistas no son nacionalistas”.

Fuentes del PSOE andaluz explicaron que la apuesta de Díaz es que el PSOE recupere “un proyecto claro para toda España”. Asumieron que compatibilizar esa idea con el hecho de que el PSC defiende en Cataluña un discurso territorial muy distinto al del PSOE puede generar desconcierto entre los ciudadanos, pero confiaron en que eso se resuelva porque “antes o después las cosas volverán a su cauce en Cataluña, y también en el PSC”.

Más información