Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar “toma nota” de la ausencia del Ejecutivo y Génova niega una ruptura

"Los ausentes sabrán por qué estuvieron ausentes", dice el expresidente del Gobierno

¿Se escenificó anoche la ruptura? ¿Hay una brecha real entre el pasado y el presente del Partido Popular, entre José María Aznar y Mariano Rajoy? Estas preguntas sobrevuelan hoy el cónclave interparlamentario de los populares que se celebra en Córdoba, entre cuyos participantes solo el portavoz en el Parlamento europeo, Jaime Mayor Oreja, acudió a la presentación de las memorias del expresidente del Gobierno. El Ejecutivo y la dirección del PP abandonaron a Aznar en ese acto, una circunstancia de la que este "toma nota".

"Si algunas interpretaciones tienen razón y se ha mandado un mensaje de escenificación sobre la decisión de una ruptura, pues se toma nota", ha afirmado este viernes en una entrevista en la Cope. En Córdoba, la mayoría de los cargos del partido mayoritario trata de rebajar públicamente esa tensión y niega una ruptura. El exministro de Aznar y actual vicesecretario de Política Local y Autonómica, Javier Arenas, ha mantenido que siempre "respeta" las opiniones del expresidente. El veterano dirigente andaluz ha explicado que no pudo acudir porque estaba organizando el cónclave popular de este fin de semana. El portavoz en el Congreso, Alfonso Alonso, alega que anoche estuvo en una conferencia en Málaga. El vicesecretario de Estudios y Programas, Esteban González Pons, ha descartado esa ruptura. "Seguro que no", ha contestado al ser preguntado al respecto. El presidente de La Rioja, Pedro Sanz, también ha intentado enfriar este clima en una conversación informal con periodistas. Lo importante, ha mantenido, es quien torea, en este caso el presidente del Gobierno, "porque desde la barrera se pueden decir muchas cosas". 

Santamaría, este viernes tras el Consejo de Ministros.

La propia Soraya Sáenz de Santamaría, número dos del Ejecutivo, ha manifestado tras el Consejo de Ministros que el Gobierno "ni negocia ni negociará con ETA". "Los terroristas solo tienen un fin: disolverse", ha agregado sin valorar la postura de Aznar. "No voy a valorar los comentarios de los expresidentes del Gobierno. Son instituciones que hay que respetar por su labor y su entrega. Todo el mundo puede opinar sobre el Gobierno", se ha limitado a opinar.

En una entrevista en la Cope, Aznar había  señalado que no puede "dar razón" de esa ausencia. "Los ausentes sabrán por qué estuvieron ausentes", ha zanjado. Aznar presentó ayer su libro en un hotel madrileño, acto al que no acudió el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ninguno de sus ministros, ni tampoco ningún integrante de la cúpula del PP. Algo que no ocurrió hace un año, cuando presentó el primer tomo de sus memorias.

Al ser preguntado sobre la posibilidad de que esa ausencia se debiera a sus afirmaciones, ha señalado que lo que él dice "es la expresión de lo que piensan millones de electores del PP y centenares de miles de militantes del PP". La misma mañana del acto, Aznar había mostrado su preocupación cuando Rajoy, al ser preguntado por la doctrina Parot, contesta:"Llueve mucho en España".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información