Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia de Palma deja sin efecto la fianza de medio millón de Matas

El exministro aún está privado de pasaporte y de la libertad de salir de España

Jaume Matas a su llegada a los juzgados el pasado uno de enero.

La Audiencia de Palma ha dejado sin efecto la fianza de responsabilidad personal -para evitar entrar en prisión-, de 500.000 euros que pesaba sobre el exministro de Medio Ambiente y expresidente del Gobierno de Baleares, Jaume Matas, del PP. El expolítico arrastra una condena firme del Tribunal Supremo, por corrupto, de nueve meses de cárcel por tráfico de influencias en la primera de las piezas en las que ha sido juzgado por el caso Palma Arena. La Sala de Palma no resuelve sobre la petición de permutar con una multa esta carga penal. Matas había reclamado que se le alzara la fianza, tras haber concluido una de las distintas causas que pesan sobre él. Está imputado en el caso Nóos con Iñaki Urdangarin, entre otras piezas pendientes de juicio. Entre ellas, un juicio con jurado por cohecho este mismo año.

El Tribunal Supremo rebajó a la mínima expresión la primera condena inicial a Matas de la Audiencia de Palma de seis años de cárcel por contratos y subvenciones ilegales a su redactor de discursos el que era columnista de El Mundo, Antonio Alemany. El periodista, de 74 años, fue condenado a dos años y tres meses, pena para la que ha pedido el indulto personal, tras reconocer los hechos y pedir perdón. Así el ingreso en la cárcel de Alemany se ha suspendido mientras el Gobierno resuelve.

El juez José Castro, al formular las primeras acusaciones penales contra Matas en el caso Palma Arena le fijó una fianza de tres millones de euros. Fue en marzo de 2010. Aquella caución cautelar penal para asegurar que no se fugara mientras duraba el proceso fue rebaja a medio millón por la Audiencia, siendo sustituida por fianza monetaria por otra hipotecaria sobre su popular palacete de Palma, sus pisos en Palma y el litoral.

Matas desde hace tres años y medio efectúa comparecencias en comisaría, tiene retirado el pasaporte y prohibición de salida de España. El blindaje para que no se fugue del país se mantiene

Al ser imputado Matas y su esposa Maite Areal estaban establecidos en Estados Unidos, donde el ex ministro operaba como broker inmobiliario hotelero y mediador para grandes fondos. Después anunció que trabajaba con consultoras internacionales sobre temas de medio ambiente y energía. Al ser imputado y quedarse sin pasaporte, Matas tuvo que regresar a España y operar desde su residencia en Madrid. Se ignoran las fuentes actuales de ingresos de la familia. Se ha desprendido de alguna propiedad inmobiliaria menor en Palma. El palacete estaba trabado por dos hipotecas la inicial de compra y la de la fianza carcelaria del Banco de Valencia (hoy Bankia). Matas alquiló la mansión y buscó un comprador para la propiedad millonaria

Por razones económicas y de criterio en la defensa el exministro Matas ha variado de abogado en tres años. Ha tenido como defensores a Rafael Perera, Manuel Ollé, Antonio Alberca, Miguel Arbona y José Zaforteza. Los tres últimos siguen trabajando para él, en especial Alberca, en sus diferentes piezas penales pendientes.

Más información