Caso Palma Arena

El juez decreta prisión eludible con una fianza de tres millones para Matas

El juez, en su auto: "Ha venido a burlarse de los simples mortales".- El ex ministro deberá presentar el dinero antes del día 7

ANDREU MANRESA Palma de Mallorca 30 MAR 2010 - 13:38 CET

El ex presidente balear Jaume Matas tiene 72 horas para depositar tres millones de euros en el juzgado que le investiga por corrupción, aunque con la Semana Santa de por medio el plazo aumenta hasta el miércoles de la semana que viene. En caso contrario, ingresará en prisión. Además, el ex ministro deberá presentarse los días 1 y 15 de cada mes ante el juzgado.

Así lo ha determinado el juez del caso Palma Arena, José Castro, en una resolución de 147 páginas que solo ha entregado a las partes y que cumple con la petición que realizó el fiscal el pasado viernes después de argumentar en un escrito de 59 folios los indicios penales acumulados contra él a lo largo de 20 meses de investigación : malversación, prevaricación, cohecho, delito electoral, delito fiscal o falsedad documental. Los fiscales y la Guardia Civil han aportado referencias, facturas y listados de pagos para demostrar la presunta financiación ilegal del PP balear y el origen de la fortuna de Matas. El ex líder del PP balear tuvo que dejar el viernes pasado su pasaporte en manos del juez Castro, una decisión cautelar inmediata para evitar el riesgo de fuga y que ahora se ha extendido a su cuñado, Fernando Areal, uno de los principales imputados en la causa.

En su auto, el juez llega a acusar al ex presidente balear de burlarse de él. Según el relato, cuando el magistrado preguntó a Matas sobre "su relación con la entidad Estudios Jurídicos y Procesales dice desconocer los pormenores de su contratación y resta toda importancia a la conjunción del encargo personal que hizo a Don Enrique Arnaldo Alcubilla (...) y el hecho de que pocos meses más tarde le llame para pedirle trabajo. Por cierto, matiza el Sr. Matas corrigiendo a este proveyente sobre el correcto uso del castellano, que no fue a verle para pedirle trabajo sino para ofrecerle sus servicios que, al parecer, no debe ser lo mismo. Es claro que el Sr. Matas ha venido a burlarse de los simples mortales".

El magistrado ha dispensado al ex político balear de la obligación de acudir hoy personalmente a la notificación del auto, tal y como le pidió su abogado Rafael Pereda, quien ha sido citado a las 10.00 en el juzgado de instrucción número 3 de Palma para recibir la resolución. Fuentes jurídicas han explicado que el retraso del auto se debe a que el juez José Castro necesitaba más tiempo para completar su decisión judicial, debido a la complejidad e importancia del caso y a su repercusión social.

Matas pide la baja temporal

Jaume Matas se vio forzado ayer a hibernar su afiliación al PP y renunció temporalmente a su militancia en el partido, que presidió en Baleares entre 1996 y 2007. El ex presidente autonómico y ex ministro de Medio Ambiente del Gobierno de José María Aznar afronta una acusación fiscal por 13 delitos que podrían suponerle una condena de hasta 24 años de cárcel.

Con la intención de "no perjudicar políticamente" a su formación, Matas tramitó a través de su abogado una petición de "suspensión temporal de militante". La decisión se dio a conocer horas antes de que se hiciera efectiva su expulsión del PP. La dirección del PP había comunicado a Matas la decisión de que el partido en Baleares le suspendiera de militancia y él ayer se adelantó con su petición.

Según el portavoz del PP balear, Miquel Ramis, con el gesto de pedir la baja Matas "liberó" a la dirección del partido de tener que decidir sobre una sanción. No se ha escuchado en el Partido Popular ninguna voz relevante de censura o crítica hacia Matas. Tampoco se han rebatido las acusaciones que aporta la fiscalía sobre pagos en dinero negro y facturas falsas de la campaña electoral del PP. "El partido está limpio", dijo Ramis.

La cúpula de la formación en Baleares sigue copada en puestos relevantes por antiguos protegidos y colaboradores de Matas. El nuevo líder, José Ramon Bauzá -"un hombre limpio", le definió Rajoy-, fue un fichaje del ex presidente, quien le aupó hacia la alcaldía de Marratxí.

El portavoz parlamentario, el diputado Francisco Fiol (consejero en dos Gobiernos de Matas) sigue mostrando solidaridad política hacia su mentor. El número dos y portavoz, Ramis, también fue consejero con Matas y ayer dijo que ponía "la mano en el fuego" por todos los militantes del partido y también por su ex líder, porque es un imputado contra quien no se han demostrado aún las acusaciones en un juicio. El presidente del PP de Palma, pieza clave en el partido, es el polémico José María Rodríguez, ex consejero de Interior con Matas, que había sido desplazado de la secretaria general balear.

Otras noticias

Mariano Rajoy pasea, ayer, por La Laguna (Tenerife) en un acto del Partido Popular. / EFE

El vicesecretario general del PP, Miquel Ramis, ha dicho hoy que "el PP no está orgulloso de tener la situación que tiene en temas de corrupción" pero lo que no puede ser es el que "el PSOE nos intente afear la conducta". Por su parte, el presidente del Gobierno balear, Francesc Antich, ha considerado que la prisión bajo fianza de 3 millones de euros impuesta a Matas demuestra que los casos de supuesta corrupción de la pasada legislatura "no eran aislados, sino que llegaban a lo alto del todo". / AGENCIA ATLAS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana