Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Posada acepta las mociones reescritas del PSOE e IU sobre ‘las mentiras’ de Rajoy

Los dos grupos han utilizado términos menos directos en las acusaciones al presidente

Los textos insisten en que el presidente "faltó a la verdad"

A la tercera va la vencida. El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha decidido aceptar las mociones reescritas de los grupos parlamentarios del PSOE e Izquierda Plural que había rechazados dos veces. El texto presentado se considera adecuado y ajustado al Reglamento del Congreso, a entender del presidente de la Cámara Baja, que ha calificado favorablemente las mociones. Aun así, "el espíritu" de reprobación hacia el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su relación con el extesorero Luis Bárcenas, se mantiene. La portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, y el de Izquierda Plural ( IU, ICV, CHA), José Luis Centella, han cumplido lo dicho. "Mantendremos el espíritu de la moción original", dijo Rodríguez. “Haremos un cambio semántico pero no podemos variar el fondo del asunto”, anticipó Centella. Y así ha sido. Los socialistas insisten en varios puntos de su texto que el presidente "falto a la verdad" en sus explicaciones sobre Bárcenas del pasado 1 de agosto.

La lectura de la nueva moción presentada por el Grupo Socialista preserva los elementos fundamentales de las anteriores aunque se han extremado los términos para que jurídicamente no pudiera ser rechazada."El Congreso rechaza la política de rendición de cuentas del Gobierno concretada en la declaración del presidente del Gobierno en sus comparecencias de los días 1 de agosto y 11 de septiembre, que han sido desmentidas por los hechos relatados en la exposición de motivos de esta moción", señala el nuevo texto. Esos hechos se centran en los mensajes del presidente al extesorero y a las fechas en las que rompió su relación laboral con el PP, muy diferentes a las expresadas por el presidente.

Y continúa así esta moción en la que no se dice como las anteriores que el presidente "mintió" aunque la nueva versión con algunos rodeos llega a la misma conclusión. "El Congreso rechaza que se falte a la verdad en sede parlamentaria y mucho más rechazable si quien incurre en falsedad es el presidente del Gobierno". A pesar de estas amonestaciones al presidente del Gobierno, el titular del Congreso estima que es asumible.

Lo mismo ha ocurrido con la presentada por Izquierda Plural a quien se le dijo que las mociones debían tratar sobre "política general”. Pues bien,ese grupo se lo ha tomado al pie de la letra y ha incluido esa expresión, y el resto queda igual a la presentada el pasado 19 de septiembre y rechazada el pasado lunes. La moción del PSOE "mantiene la misma intensidad y fuerza en la crítica con la que se elaboró la primera", añaden.

El texto dice lo siguiente: “El Congreso de los Diputados manifiesta su rechazo a la política general de comunicación del Gobierno con esta Cámara por la falta de transparencia y rigor, como pudo evidenciarse particularmente durante la comparecencia del presidente del Gobierno celebrada en el Senado el pasado 1 de agosto, al quedar en entredicho las manifestaciones vertidas en sede parlamentaria sobre su relación con Luis Bárcenas, ex tesorero del PP, y la supuesta trama financiación ilegal de su partido”. En la anterior se decía que el Congreso…….. “manifiesta su rechazo al comportamiento del Presidente del Gobierno durante su comparecencia celebrada en el Senado…..”

El resto de los puntos son los mismos que la presentada el 19 de septiembre, con propuestas de reforma del Reglamento del Congreso, la creación de una comisión de investigación sobre la financiación de todos los partidos y un catálogo de medidas de regeneración democrática, que en algunos apartados coinciden con las anunciadas por el Gobierno.

El rechazo de las mociones de  Izquierda Plural y del PSOE provocó la pasada semana una situación de tensión muy fuerte en el pleno en el Pleno del Congreso. Todos los diputados de los dos grupos comenzaron sus intervenciones con la protesta al rechazo de su moción. El presidente del Congreso trató de suavizar la situación y pidió a ambos que reescribieran sus mociones para que fueran asumidas por la Mesa. El presidente no fue muy explícito sobre las causas del rechazo, en tanto que la dirección del Grupo Popular, tanto su portavoz Alfonso Alonso, como el secretario general, José Antonio Bermúdez de Castro, sin ambages señalaron  que se trataba de “mociones de censura encubiertas”. Finalmente se debatirán en el pleno de la próxima semana

Más información