Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SALUD DEL REY

Don Felipe: “La operación del Rey ha ido como la seda”

La intervención ha durado dos horas y cuarenta minutos

"Ahí voy", le ha dicho a los periodistas que le esperaban cuando iba a ingresar

Rajoy: "Lo he visto muy animado. Esperamos que todo vaya rápido"

Don Juan Carlos se disculpa ante 16 embajadores por la brevedad del formato del acto

El Rey ha sido operado durante casi tres horas en el Hospital Universitario Quirón (Madrid) de la infección que sufre en la cadera izquierda. La intervención ha sido un "éxito", según la Casa del Rey. Sobre 23.31 ha concluido la intervención quirúrgica, que había comenzado a las ocho de la tarde, dirigida por el doctor Miguel Cabanela. El príncipe Felipe, que ha abandonado el centro sanitario a las 0.20, junto con el resto de la familia real, ha manifestado: “La operación del Rey ha ido como la seda”. La Reina, por su lado, ha asegurado: "Estamos muy contentos". Don Juan Carlos había ingresado en el centro sobre las tres de la tarde, la intervención se demoró hasta esa hora para no molestar y alterar el ritmo y la rutina del hospital.

A su llegada al centro sanitario, el jefe del Estado se ha dirigido brevemente a los periodistas que esperaban a la puerta. Don Juan Carlos ha bajado la ventanilla del coche y, a la pregunta de cómo se encontraba, ha respondido: "Muy bien, ahí voy". Y ha entrado al aparcamiento de la Quirón.  Además de la Reina, han acudido al centro sanitario la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la infanta Elena. A las 22.47 han llegado el Príncipe Felipe y doña Letizia. El traslado al quirófano ha coincidido con la llegada de la Reina al centro sanitario y con un incidente: un hombre desnudo ha gritado ante las puertas del hospital, y a escasos metros de doña Sofía: "No a los crímenes secretos de la CIA". Ha sido detenido.

El cirujano estima el tiempo de recuperación entre dos y seis meses

Don Juan Carlos ha querido apurar hasta el final su agenda de actividades antes de ser internado en el centro de Pozuelo de Alarcón. Por la mañana, horas antes del ingreso hospitalario, ha recibido a 16 nuevos embajadores: los de EE UU, Líbano, Macedonia, Nueva Zelanda, Portugal, Gambia, Guinea, Guinea Ecuatorial, Irak, Suiza, Polonia, Luxemburgo, Vietnam, Finlandia, Catar y Malta. Normalmente, la presentación de las cartas credenciales de los embajadores se realiza en el Palacio Real, pero esta vez, para facilitar el acto al Monarca, ha sido más breve y en La Zarzuela. Don Juan Carlos ha pedido disculpas a los diplomáticos por el cambio del formato. Y le ha llamado la atención el número de periodistas que habían acudido al acto: "Normalmente no sois tantos. Mucho debe gustaros", ha dicho.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que Don Juan Carlos está "muy animado" y ha desvelado que ha conversado con él antes de su ingreso en el hospital para someterse a una nueva operación de cadera.

El Rey ha ingresado en el Hospital Universitario Quirón a primera hora de la tarde.  El especialista estadounidense Robert Trusdale, que trabaja también en la clínica Mayo de Rochester (Minnesota, EEUU), ha asistido al doctor Cabanela durante la operación, que se ha realizado con anestesia general.

El Rey volvió a bromear ayer con su nuevo paso por el quirófano, la quinta operación a la que se somete en apenas año y medio. "Después de las audiencias, otra vez al taller. Podéis venir de mecánicos si queréis”, le dijo a los periodistas durante la audiencia en La Zarzuela a los presidentes de las Cámaras de Representantes y de Consejeros del Reino de Marruecos con motivo de su asistencia al II Foro Parlamentario Hispano-Marroquí.

Don Juan Carlos dejó las muletas a su ayudante y esperó de pie a los invitados, que venían acompañados de los presidentes del Congreso, Jesús Posada, y del Senado, Pío García-Escudero, y el embajador marroquí en España, Ahmed Ould Souilem. Con este último, don Juan Carlos comentó, en francés, que el monarca alauí, Mohamed VI, le había llamado precisamente esa mañana para interesarse por su salud y desearle una pronta recuperación. Ayer, el Rey también mantuvo su despacho habitual de los lunes con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información