Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy felicita a Merkel y la anima a “impulsar la integración europea”

El presidente del Gobierno felicita a la canciller alemana por su abrumadora victoria

Desde que llegó a La Moncloa, Mariano Rajoy mira insistentemente a Berlín. Todas las decisiones clave que afectan a España pasan por allí. El presidente ha seguido incluso con detalle las encuestas sobre expectativas de voto en este país en los últimos meses. Así que el Gobierno español siguió con mucho interés las elecciones alemanas. Y el primer análisis que se hacía en La Moncloa era bastante positivo porque creen que la situación puede beneficiar a los intereses españoles.

La relación entre Rajoy y Merkel ha empeorado mucho desde que en junio 2012 él se colocó con Mario Monti en una durísima cumbre europea para presionar a favor de la unión bancaria. Pero el Gobierno español siempre ha tratado de llevarse bien con el Ejecutivo alemán. Últimamente La Moncloa tenía un problema no tanto con Merkel sino sobre todo con sus socios liberales, a los que veía como causantes de muchas de las dificultades que el Ejecutivo tenía para “No es lo mismo negociar con Schaüble (ministro de finanzas y dirigente de la CDU) que con Rösler (ministro de Economía, líder de los liberales)” resumía un miembro del Ejecutivo para recordar sus problemas con el pequeño partido que ahora se ha hundido en Alemania.

Los liberales se han quedado fuera del Parlamento al no alcanzar ese 5% que exige la ley alemana, y eso parece una buena noticia para los intereses del Gobierno de Rajoy, que nunca se entendió con ellos.

Una segunda buena noticia, según el Ejecutivo, es que los euroescépticos, aunque por un pelo, tampoco han entrado en el Parlamento, con lo que no funcionarán como mecanismo de presión de la CDU. Rajoy y su equipo están especialmente preocupados por el ascenso de los euroescépticos en toda Europa, y la posibilidad de que entraran nada menos que en el Bundestag inquietaba mucho al Gobierno español, de ahí la alegría por su relativo fracaso.

En general, según analizan en La Moncloa, ha quedado un Parlamento muy estable, con pocos partidos y un dominio muy claro de la CDU. Y eso, en la visión de Rajoy, que tiene mayoría absoluta en España —Merkel la ha rozado— es positivo. La Moncloa destacada así el triunfo arrolador de la CDU, mayor de lo previsto, aunque también se encargaba de recordar que Merkel será canciller con el 41% pero Rajoy obtuvo un 44%.

El presidente llamó enseguida a Merkel el domingo para felicitarla. Y esta le llamó ayer a él para hablar con más calma y plantearse incluso la posibilidad de una visita dentro de poco. La Moncloa tenía mucho interés en trasladar la imagen de una buena sintonía entre ambos aunque en privado se admite que ha habido muchas discrepancias.

El presidente español pidió a la canciller, según La Moncloa, que aproveche esta "contundente victoria electoral" para "seguir impulsando con determinación y altura de miras el proyecto de integración europeo". El Ejecutivo confía en que ahora que Merkel ha despejado la incógnita de las elecciones y tiene toda la fuerza para gobernar, se puedan desbloquear algunas negociaciones como la de la unión bancaria. Aunque lo cierto es que ahora, con la prima española a 240, La Moncloa no tiene ya ni lejos las urgencias de 2012.

Claro que al Gobierno español, aunque sea socio en el Partido Popular Europeo de la CDU, también le interesaba un buen resultado de los socialdemócratas que pudieran presionar a Merkel hacia posiciones más europeístas. Era evidente hace muchos meses que Merkel seguirían en la cancillería, por lo que La Moncloa jugaba más con la idea de que a España le convenía una gran coalición con un buen resultado de los socialdemócratas que les diera fuerza. De hecho los principales aliados de Rajoy en Europa en este momento son gobiernos de izquierda como el de Francia y el de Italia. Pero no ha sido así, Merkel tiene casi todo el poder y está más fuerte que nunca —aunque tendrá que pactar— y La Moncloa se adapta a esta realidad y tratará de sacarle partido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información