Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PNV y PSE lanzan un plan económico y Bildu, la ‘vía vasca’

Los dos grandes bloques políticos definen sus estrategias a medio plazo

Los máximos responsables de los partidos que integran la coalición de EH-Bildu en la presentación de la campaña por la independencia. EFE

Euskadi vuelve a aparecer partida en dos. De un lado, las urgencias de PNV para apuntalar la estabilidad del Gobierno Urkullu y del PSE para recuperar su deteriorada capacidad de influencia han gestado un plan de reactivación económica sobre una nueva reforma fiscal; de otro, la izquierda abertzale ha definido su estrategia soberanista mediante la denominada Vía vasca, presentada ayer.

Los dos grandes bloques políticos quedan configurados así en el País Vasco nueve meses después del inicio de una legislatura atenazada por los efectos de la crisis económica y la soledad a la que se ve sometido un Gobierno nacionalista por la falta de apoyos parlamentarios (27 de 75 escaños) que le ha obligado, incluso, a retirar su proyecto de Presupuestos.

Pero a partir de hoy se registrará un giro estratégico. La firma del plan de reactivación acordado por PNV y PSE (6.720 millones) configura una nueva correlación de fuerzas parlamentarias en asuntos tan nucleares como el impulso contra la crisis y la reforma tributaria hasta el punto de que el Gobierno vasco se asegura la estabilidad presupuestaria hasta el final de su mandato.

“Nuestro pueblo nos lo está pidiendo”

“Nuestro pueblo nos lo está pidiendo y es momento de que los vascos hablemos y nos pongamos de acuerdo para llevar a cabo, cuanto antes, la construcción de 'Nuestra Casa', la casa de todas y todos los vascos”. Son las palabras que ayer pronunciaron los dirigentes de EH Bildu Rebeka Ubera y Pernando Barrena durante la presentación, en Bilbao, del documento Vía vasca donde se refleja la apuesta política de la izquierda abertzaleen favor de la independencia de Euskal Herria y que se produce al calor de las expresiones de soberanía en Cataluña. EH Bildu recordó también que “pocos días después del decimoquinto aniversario de la firma del acuerdo de Lizarra-Garazi, con toda la humildad del mundo, pero alto y claro, queremos decir que nosotros también nos vamos, que Euskal Herria también se va” y que “ Euskal Herria necesita su propia vía”.

A partir de aquí, EH Bildu entiende que su principal rival, el PNV, ya ha elegido su compañero de viaje y, sobre todo, sus prioridades políticas. Así es fácil de entender que en pleno caldo de cultivo mediático en torno al pacto económico, la izquierda abertzale presentara ayer mismo, con la presencia de los líderes de cada uno de sus partidos (Sortu, EA, Aralar y Alternatiba), su apuesta política en favor de la soberanía de Euskal Herria. Lo hizo por medio de un documento estratégico denominado Vía vasca, que quiere consensuar con el resto de los partidos y de los agentes sociales, a quienes se lo irá detallando en las próximas semanas. EH Bildu entiende que ha llegado el momento de idear una acción política propia sin tener en cuenta a los Estados español y francés. Pero PNV y PSE están a lo suyo.

Más información