Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España mantiene la venta de aviones militares a Egipto, pese al embargo

Los ministros de Exteriores de la UE acordaron suspender la entrega a El Cairo de todo material militar que pueda ser utilizado para la represión interna. Es solo una recomendación

España mantendrá la exportación de aviones militares de transporte a Egipto, a pesar del embargo parcial en la venta de armas decretado la semana pasada por la UE. Esa es la propuesta que el Ministerio de Exteriores pondrá hoy sobre la mesa de la Junta Interministerial de Material de Defensa y Doble Uso (JIMDU) —el organismo encargado de controlar las ventas de armas y en el que se sientan también representantes de Defensa, Comercio e Interior—, según fuentes diplomáticas.

Los ministros de Asuntos Exteriores de los 28 acordaron suspender la entrega a Egipto de todo material militar que pueda ser utilizado para la represión interna, tras el sangriento desalojo de las acampadas islamistas que reclamaban la restitución del depuesto presidente Mohamed Morsi. Sin embargo, la UE se limitó a aprobar una mera recomendación y dejó en manos de cada país interpretar qué material está afectado por el veto.

Más del 90% de las ventas de armas españolas a Egipto —que sumaron 50 millones de euros el año pasado— corresponde a aviones militares de transporte C-295 fabricados por Airbus Military en su planta de Sevilla. El Ejército egipcio adquirió en 2010 tres de estos aparatos y luego ha ampliado el pedido hasta un total de 12. Aunque estos aviones sirven para llevar tropas y material militar de un extremo a otro del país, el Gobierno ha optado por interpretar restrictivamente la recomendación de la UE y excluirlos del embargo, que afectará a armas de fuego, repuestos de ametralladoras y líneas de eslabones de cadenas de tanques, pero no a aeronaves, sistemas electrónicos y material de doble uso.

Tras el golpe de Estado que derrocó a Morsi, el 3 de julio, España suspendió la concesión de nuevas licencias de ventas de armas a Egipto, pero sin revocar las vigentes, que se seguían ejecutando. En la reunión de hoy debía decidirse si se anulaban las anteriores a esa fecha. Así se hará con algunas, poco significativas económicamente, pero no con las de los aviones, que suponen el grueso del negocio.