Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La aseguradora de Renfe contrata al bufete que defendió a Spanair

QBE recuerda que aún no se ha aclarado la responsabilidad de la tragedia

La aseguradora de Renfe que se encarga de las posibles indemnizaciones económicas tras la tragedia de Santiago, QBE, ha confiado al despacho londinense DAC Beachcroft la defensa del maquinista imputado. La aseguradora, con la que Renfe tiene un contrato de responsabilidad civil, ha elegido al mismo despacho por el que optó Spanair tras el accidente del avión en el que fallecieron 154 personas. Uno de los abogados del bufete, Paulino Fajardo, que trabaja en el caso de Santiago y que defendió a Spanair, es experto en mediación y en la defensa de compañías aseguradoras en conflictos similares. Su estrategia, sobre la que ha dado numerosas conferencias, se basa en la mediación para evitar llegar a juicio.

La aseguradora QBE, que lo ha contratado, anticipa que todavía no se ha determinado la responsabilidad en el caso y, por lo tanto, quién debe hacerse cargo de los pagos a las familias. Sin embargo, la empresa contratada por Renfe ya ha depositado en el juzgado 2,7 millones de euros para atender “las necesidades económicas inmediatas de los perjudicados”.

El abogado de QBE, natural de Granada, refleja en su carta de presentación en el portal web de su bufete que es un experto en las áreas civil, penal y administrativa en asuntos que impliquen “responsabilidad profesional, ambiental, fraude bancario y financiero, energía, transporte y aviación”, además de los seguros. Se define como “un hábil negociador y estratega legal”, que cursó estudios en la London School of Economics.