Encontrado muerto en Colombia un español secuestrado en junio

El cadáver de Sergio Muñiz Brioso, de 28 años, fue hallado al suroeste del país

El joven asesinado, Sergio Muñiz Brioso
El joven asesinado, Sergio Muñiz BriosoLA NUEVA ESPAÑA

El español Sergio Muñiz Brioso, de 28 años y natural de Oviedo, fue encontrado muerto este viernes con cinco disparos en zona rural de Corinto, Cauca, al suroeste de Colombia. El asturiano había sido visto por última vez en Cali y se encontraba desaparecido desde el pasado 5 de junio. El Ministerio de Asuntos Exteriores español está en contacto con las autoridades colombianas para confirmar a la mayor brevedad posible si el cuerpo encontrado sin vida corresponde con el del joven español.

El cuerpo de Muñiz fue hallado el jueves en el barrio El Mirador por las autoridades policiales de ese municipio, que fueron alertadas por habitantes de la región tras escuchar una serie de disparos. Al llegar al sector, los agentes encontraron un cadáver con la cara desfigurada por los impactos de bala y con los ojos vendados.

El comandante de la Policía de Cauca, coronel Ricardo Augusto Alarcón, contó que de inmediato el cuerpo fue llevado a Medicina Legal de Cali para establecer si se trataba de Muñiz. Junto al cuerpo fue encontrado el pasaporte del español, que dice que nació el 27 de febrero de 1985 en Oviedo.

Cuando se inició la investigación por la desaparición de Muñiz, el director del el grupo antisecuestros de la Policía (Gaula), general Humberto Guatibonza Carreño, aseguró que habían encontrado evidencias que generaban sospechas sobre las actividades del español en Colombia. En su momento, la policía reveló que la víctima había ido a una finca de esa región del Cauca para cerrar unos negocios, sin especificar qué tipo de actividad comercial se trataba.

La víctima tenía los ojos vendados y cinco disparos 

La primera hipótesis que manejaron las autoridades colombianas sobre el rapto apuntaba a que la banda de Los Rastrojos lo retuvo porque no le había pagado un cargamento de droga. También se dijo que esa banda estarían pidiendo un millón de euros por su liberación.

La conexión con el narcotráfico salió a relucir con la captura que hizo la policía española el pasado 11 de junio en la población de Colloto, Asturias, de tres personas que tenían secuestradas a un español y a un colombiano, a quienes estarían presionando para cobrar la deuda de Muñiz.

“Lo que sabemos es que el ciudadano español llegó a Cali y se hospedó en un hotel del centro, desde donde partió para Santander de Quilichao en compañía de dos colombianos”, explicó Guatibonza a los medios, a lo que añadió que cuando la Policía requisó la habitación del hotel en la que el español pasó la noche, “nos encontramos con varias tarjetas sim de teléfono móvil destruidas, lo que indica que se quisieron eliminar las evidencias de llamadas y mensajes de textos hechas desde celulares”.

La región en la que fue encontrado asesinado Muñiz, está enclavada en una cordillera en la que hay cultivos ilícitos y en donde hace presencia el grupo paramilitar de Los Rastrojos, una banda criminal que sigue órdenes del llamado Cartel del Norte del Valle, así como la columna Jacobo Arenas de las FARC.

A principios de julio, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aseguró que su departamento estaba haciendo "todo lo que diplomaticamente y humanamente se puede hacer" por el español secuestrado.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50